Escucha esta nota aquí

La muerte de Marcos Montero no fue a causa del Covid-19, sino por las secuelas del virus en su organismo, según el doctor Pablo Jáuregui, subdirector de la Caja Petrolera de Salud y médico de cabecera del periodista que falleció en la madrugada de este miércoles, 30 de septiembre. 

"El coronavirus en sí no es que hubiera dado fin a su vida, pero sí las complicaciones; han sido secuelas muy importantes las que le dejó (el virus), lastimosamente. A pesar de los altibajos, (el paciente) había logrado cierta estabilidad, pero en los últimos días su salud decayó tomando en cuenta el deterioro y daño neurológico que tenía", explicó el galeno a la Red Uno.

De acuerdo al reporte de Jáuregui, a finales de mayo, Montero ingresó a la Caja Petrolera de Salud por un cuadro de Covid-19, el cual logró vencer en un tiempo no mayor a tres semanas, pero las consecuencias del virus afectaron a su organismo y obligaron a que esté conectado a un respirador.

"Pasada la medianoche (del martes 29 de septiembre), su organismo ya no pudo soportar más. La lucha que dio todo el plantel médico, sus amistades y familiares lastimosamente ya no fue suficiente como para poder sostenerlo y él dejo de existir", lamentó el galeno a tiempo de pedir respeto y privacidad para la familia doliente.

El galeno comentó que en los momentos previos a su intubación, cuando el paciente ingresó al hospital y estuvo afectado por el virus, se encontraba muy consciente, pero después, con las complicaciones y secuelas neurológicas, Montero ya no tenía un estado de conexión con el medio que lo rodeaba, es decir, estuvo en estado de coma.

Marcos Montero falleció a los 56 años. Sus restos serán velados en Las Misiones.