Escucha esta nota aquí

María Del Carmen Ribera de Matkovic es la nueva directora de Coordinación y Ayuda Social de la Gobernación cruceña, cargo que normalmente recae en la esposa de la máxima autoridad, pero que en esta ocasión se apoya en la mamá del presidente de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD), Zvonko Matkovic.

Ribera fue posesionada por el gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, quien adujo que si bien este cargo lo debía asumir su esposa, al estar soltero, se dio la responsabilidad a la nueva funcionaria debido a que ya asumió el cargo cuando Zvonko Matkovic (padre) fue prefecto de Santa Cruz.

"Esta responsabilidad social grande las dejamos en las mejores manos", manifestó el gobernador, quien agregó que es un honor contar con la nueva ejecutiva en las filas de la Gobernación. 

Ribera asume el cargo ad honorem (sin una remuneración) y ocupa el lugar que antes estuvo ocupado por Sonia Vincenti, esposa del exgobernador Rubén Costas.

A su turno, Ribera agradeció la confianza de Camacho para asumir un cargo que ocupó hace poco más de dos décadas y se comprometió a trabajar y tocar puertas para dar soporte a grupos vulnerables de la población de Santa Cruz.

"Es un honor para mí ayudar a niños abandonados, jóvenes con problemas, ancianos y personas con enfermedades. Es mucho lo que hay que hacer, tengo que tocar puertas para buscar colaboración y así lo haré, todo lo que me den llegará a las manos de los niños jóvenes y ancianos necesitados", remarcó.

La nueva autoridad departamental cumplirá funciones de asistencia social benéfica y coordinación de ayuda social. Además, estará enfocada en gestionar y encabezar las labores benéficas que realiza el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

No existe la figura de nepotismo

Vale mencionar que al no tener esposa, el gobernador Camacho designó a la funcionaria con la que no tiene ningún parentesco.

Al ser consultado sobre el tema, el analista Paúl Coca señaló que la figura de nepotismo no está considerada en las leyes vigentes (Código Penal o los estatutos de los funcionarios públicos) y no se considera delito. Aún asíen este caso no aplica, así como tampoco aplica el perfil de la incompatibilidad.

"Habría nepotismo cuando una máxima autoridad ejecutiva nombra o designa a alguien en cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, pero eso no aparece en las leyes. Además esta persona no recibe una remuneración. A Esto se suma que la señora Ribera trabajará en el Órgano Ejecutivo y su hijo (Zvonko) es autoridad en el Órgano Legislativo", explicó Coca.

El analista recordó que los cargos ocupados por máximas autoridades en el país fue olvidado en los últimos años, debido a que el expresidente Evo Morales no tiene esposa. El cargo de Ribera también aparece en los gobiernos departamentales.

Comentarios