Escucha esta nota aquí

Mariano Tardelli, un súbdito brasileño, que estuvo involucrado en el asalto del 30 de marzo de 2017 al vehículo de transporte de valores Brinks, fue expulsado ayer del país hacia su tierra natal junto a sus compatriotas Edgar Do Santos y Jesús Carlos Roberto, todos acusados de ser integrantes del Primer Comando Capital (PCC), organización criminal del narcotráfico brasileño.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, detalló que Tardelli estaba siendo procesado por el robo agravado a Brinks, Jesús Carlos por otro robo agravado y Do Santos por procesos de cohecho activo. “Estos ciudadanos son miembros del PCC y estaban preparándose para generar disturbios en nuestras cárceles”, aseguró Murillo y añadió que hay otros 26 extranjeros que de manera paulatina serán expulsados del país.

Los reos fueron llevados en dos avionetas hasta una localidad de frontera, para que allí sean entregados a las autoridades brasileñas, quienes luego los ingresarán en sus penales y concluirán con los procesos, casi todos vinculados a robos agravados, por lo que estaban siendo buscados.

El extranjero aseguró que su traslado era ilegal, que no había ninguna notificación ni pedido en su contra para ser llevado hasta su país de origen, aunque el Gobierno aseguró que hay procesos en los que él está siendo indagado por la justicia brasileña, lo que hace viable su expulsión.

Comentarios