Escucha esta nota aquí

Siete de cada diez consumidores de droga en la capital cruceña utilizan marihuana y los tres restantes son presas de la cocaína, pero de acuerdo a los informes que tiene la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), la que circula por calles y avenidas de la ciudad de los anillos es la de peor calidad.

“Los que fabrican la pasta base de cocaína envían la de mejor calidad hacia otros mercados, pero lo que queda, vale decir la basura, el ‘concho’, es lo que se saca para consumir aquí. Es una calidad pésima. Se está consumiendo la basura de cocaína”, aseguró el director departamental de la Felcn, José María Coronel Veizaga en una entrevista con EL DEBER.

El jefe policial encargado de luchar contra los traficantes, afirmó que hay un aumento en cuanto a la cantidad de consumidores de sustancias controladas, aunque no se animó a hablar de cifras, Coronel asegura que los números están creciendo.

De cada diez operativos antinarcóticos que realizamos, siete son marihuana y tres de cocaína”, asegura el director de la Felcn y vuelve a indicar que la cocaína que circula no es pura, está mezclada por los microtraficantes que ‘estiran’ para vender más y generar más ingresos.

De los 176 detenidos por tráfico de sustancias controladas entre enero y septiembre de este año, al menos un centenar están vinculados con el microtráfico en la ciudad, aquel que mueve cocaína basura entre los consumidores e incrementa cada vez más el uso de la marihuana.

“La cocaína que hay en la ciudad es una mezcla de todo. Está adulterada hasta con bicarbonato y está causando mucho daño a la población que la consume. Por ejemplo, hay gente en situación de calle que consume esta cocaína basura, que les produce accidentes cerebro vasculares y se los puede ver caminando por las calles sin coordinación y con partes del cuerpo paralizadas”, explicó Richard Durán Canelas, operador terapéutico y consejero en drogodependencia.

Durán Canelas, al igual que el jefe antinarcóticos, coinciden en señalar que la cocaína basura es la que se están consumiendo en nuestra ciudad.

Movimiento millonario

Las personas que se dedican al microtráfico de sustancias controladas, han encontrado en este negocio ilícito una manera ‘casi mágica’ de generar grandes ganancias económicas.

De esta manera se explica que a los microtraficantes que son detenidos, la Felcn les secuestra una gran cantidad de bienes inmuebles y vehículos, la mayoría obtenidos con las ganancias ilícitas de la venta al raleo de droga.

Por ejemplo, el kilo de clorhidrato de cocaína en la ciudad tiene un valor estimado que oscila entre $us 2.800 y 3.000. Este monto de capital invertido en manos de los microtraficadores puede convertirse, fácilmente, en más de $u 20.000, significando para este tipo de narcos una ganancia de más del 700%.

Los microtraficantes venden ese kilo de cocaína refinada entre Bs 100 y 150 el gramo”, explicó el jefe de la Felcn y añadió que el precio del kilo de la pasta base de cocaína, está entre $us 1.800 y 2.000, monto que al momento de vender a Bs 50 el gramo, puede generar una ganancia que alcanza hasta el 300%.

Estas cifras pueden crecer aún más cuando la cocaína (pasta base o clorhidrato) caen en manos de los microtraficadores, ya que ellos buscan la manera de hacer que su producto ilícito rinda más dosis y así poder hacer caer a más personas en su vicio, que para ellos significa grandes ganancias.

Respecto a la marihuana, que es la que más se consume y más circula en las calles cruceñas, la Felcn indica que su compra es más económica con respecto a la cocaína, ya que su precio está entre los $us 200 y 400, dependiendo si se trata de la hierba no modificada o la creepy, hoja que es modificada en laboratorios.