Escucha esta nota aquí

Minerva Guerrero, directora de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Santa Cruz, afirmó que en el primer trimestre de 2021 se recibieron más de 1.000 denuncias por maltrato a menores de edad. El último fue el rescate de un bebé, de un año, aproximadamente, en la zona Pampa de la Isla.

Las denuncias que llegan hasta las oficinas de la Defensoría son por maltrato físico, psicológico, abandonos, además de otras vulneraciones a los derechos de los menores de edad.

“Vamos un poquito más de 1.000 casos (de maltrato) en el trimestre y unas 47 denuncias de estos casos (abandono)”, afirmó Guerrero este martes durante una conferencia de prensa para detallar el rescate de un bebé en la capital cruceña.

Indicó que la madre del menor rescatado estaba en estado inconsciente a consecuencia del consumo de sustancias controladas, por lo que el menor fue trasladado a un centro de acogida. Precisó que además de alimentarlo, entre los primeros exámenes, se le realizará la prueba para determinar si está o no infectado con el virus del Covid-19.

El menor estaba descuidado y con una falta de higiene total”, aseguró la autoridad. En las siguientes horas se ampliará las investigaciones del entorno familiar con los datos que le pueda proporcionar la madre del bebé

Los niños y niñas que acogen los centros de menores, en algunos casos retornan a un seno familiar, siempre y cuando existan las condiciones; sin embargo, otros casos pasan al Ministerio Público para que un juez valore y determine si corresponde la reintegración familiar.  


Comentarios