Escucha esta nota aquí

Los incendios forestales en el parque Ñembi Guasu dejaron un panorama desolador, de momento suman 203.125 hectáreas las que fueron arrasadas por el fuego que se inició el pasado 13 de agosto. En el lugar aún se reportan algunos focos de calor. 

De acuerdo a un informe de la Organización Nativa (ON) en coordinación con el Gobierno Municipal del Charagua dado a conocer en las últimas horas, en un área de 100 km se observa como el fuego arrasó tanto en el margen izquierdo como derecho del camino central que hay en este bosque que tiene matorrales, palmares y especies de vegetación típica del ecosistema Chaqueño con transición a Chiquitano.

EL DEBER llegó a este lugar y pudo comprobar la magnitud de la devastación que es equivalente al 17% del área de conservación, según ON. "No hemos tenido ayuda, los animales no tiene qué comer, las autoridades no se han acordado de nosotros", dijo entre lamentos Wilman Parabá, lugareño, que avisó que el fuego se dirige hacia la frontera con Paraguay.

El fuego dejó afectaciones sobre infraestructuras de comunidades campesinas, interculturales (asentamientos) donde se han incendiado chozas y se han visto afectadas estancias ganaderas. También se ha arrasado con el forraje, e instalaciones de la Portería de GTB (Gas Transboliviano) donde se observó la quema de motores, paneles solares, parte de la vivienda y tanque de agua, entre otros.

La zona protegida se extiende sobre un área que supera el millón de hectáreas de bosques con una gran biodiversidad de flora y fauna.

La importancia de este parque

El Área de Conservación Ñembi Guasu es la segunda zona de protección más grande del Chaco Sudamericano, que tiene bajo su cuidado especies de fauna como el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), el mono nocturno (Aotus Azarae) y el oso hormiguero (Tamandua tetradactyla). Pero también protege el territorio del pueblo indígena Ayoreo que aún permanece en aislamiento voluntario.

"El efecto del incendio sobre la alta diversidad de especies es incalculable teniendo en cuenta que la importancia de la zona y su declaratoria de área protegida de Ñembi Guasu reside en ser territorio de conectividad con las otras dos áreas protegidas nacionales (Kaaiya y Otuquis) que conforman conjuntamente un corredor biológico donde la biodiversidad se desarrolla", dice parte del informe de la Organización Nativa.

Más sobre el tema:

Comentarios