Escucha esta nota aquí

El primer caso de coronavirus en Bolivia se registró el pasado 11 de marzo. En poco más de dos meses, la enfermedad ha infectado a más de 60 trabajadores de salud de Santa Cruz, el departamento con mayor números de infectados, de manera general, del país. 

De acuerdo a las cifras que maneja el secretario general de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de la Salud (Fesirmes), Sergio Echazú, más de un centenar de funcionarios de la salud se encuentran en cuarentena. 

En las provincias se concentra la mayor cantidad de infectados, según la información proporcionada hasta anoche.

En Vallegrande se encuentra infectada una licenciada en enfermería.

La Red Florida señaló que cuenta con un médico y una auxiliar de enfermería con coronavirus, mientras que en la Red Norte dos médicos dieron positivo.

En la Red Andrés Ibáñez tienen contabilizados a un bioquímico, una auxiliar de enfermería y un funcionario del área de sistemas que trabaja en el hospital, además de una licenciada en enfermería y un médico.

La Red Chiquitos presenta un caso en Pailón de una enfermera infectada. En Warnes, un médico adquirió el virus.

En la provincia Sara, dos médicos, dos auxiliares de enfermería, un estadista y un chofer dieron positivo al Covid-19.

En la red centro dieron positivo dos médicos y una bioquímica, además tres bioquímicas se encuentran en cuarentena.

La situación en Montero es alarmante. Allí se encuentran infectados nueve bioquímicos, ocho médicos, un residente, dos enfermeras, dos auxiliares de enfermería y dos personas de apoyo.

En la capital cruceña, el virus se ha diseminado por los distintos hospitales. En el Francés tienen registrados cuatro casos positivos en un médico especialista, dos residentes y una enfermera, además se espera el resultado de cuatro pruebas.

El Hospital de Niños Mario Ortiz también sufre el embate de la enfermedad con el registro de un pediatra y un interno de emergencias, además de tres licenciadas de enfermería (una de terapia intensiva y dos de la sala de quemados). "Hay doces enfermeras que todavía no han hecho sus pruebas y son las que atendieron al paciente de la sala de quemados que dio positivo al coronavirus", informó Echazú.

En el hospital de segundo nivel Bajío del Oriente, dos médicos dieron positivo.

El hospital del Plan 3000 cuenta con un médico con coronavirus, cuatro trabajadores en aislamiento estrictos y todo el personal médico de emergencias están como sospechosos por el contacto con el galeno que dio positivo.

La figura es similar en el hospital de segundo nivel de la Villa Primero de Mayo donde han dado positivo dos médicos, un bioquímico, una auxiliar de enfermería, un radiólogo y una interna de medicina. Allí, como contactos directos y sospecha para Covid-19 existen 15, entre médicos, licenciadas y auxiliares, además de otros por confirmar de una paciente sospechosa que se dio ayer.

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Santa Cruz, Leonor Flores, informó que, en el caso de su gremio, un 60% de los afectados se encuentran en provincia y que la enfermedad ataca a los adultos jóvenes del sector.

Hasta el momento tienen registrados el fallecimiento de dos enfermeras, una de Montero y otra de Roboré.