Algunos grupos de choque del partido azul proclaman la necesidad de trabajar, pero impiden la tarea y coberturas de prensa en la jornada de paro cívico

8 de agosto de 2022, 9:22 AM
8 de agosto de 2022, 9:22 AM

Agresión y hostilidad al trabajo de los medios de comunicación. Un fotoperiodista de EL DEBER resultó agredido mientras realizaba una cobertura informativa del paro que se lleva adelante en Santa Cruz, en la zona del sexto anillo y doble vía a La Guardia de la capital cruceña.

¿El motivo? Registraba los hechos y buscaba una entrevista con grupos afines al Movimiento Al Socialismo. Todo empezó cuando los masistas increpaban a policías por no levantar un punto de bloqueo en dicha zona, a quienes tildaban de incapaces y el hecho era registrado por el fotoperiodista.

Los masistas empezaron con los reclamos en subido tono cuando el fotoperiodista buscó recoger las declaraciones de alguno de los miembros del grupo de choque.

A los desbloqueadores no les cayó bien cuando se les preguntó porqué no reclamaban por el desbloqueo de las carreteras cruceñas, que en la anterior semana estuvieron cortadas durante cinco días por campesinos afines al MAS.

Ese fue el momento en el que el fotoperiodista fue rodeado y agredido por la espalda. Esto lo distrajo y un nuevo golpe impactó en su equipo de trabajo que resultó dañado al caer al suelo.

La agresión quedó registrada. Foto: Juan C. Torrejón

"Salir a hacer coberturas se vuelve un peligro cuando hay personas con esa actitud que impiden el trabajo diario para registrar lo que ocurre en la ciudad. Quieran o no tenemos que llevar la información hasta la gente", sostuvo el reportero de EL DEBER, a tiempo de pedir garantías para desempeñar la labor periodística.

Cerca del lugar se encontraban policías que no frenaron la agresión, pero la intervención de otros periodistas que también estaban presentes en el lugar evitó que la situación pase a mayores.

Otro trabajadores de la prensa lamentaron que los grupos de choque del partido azul se llenen la boca proclamando la necesidad de trabajar, pero impiden las coberturas de prensa en la jornada de paro cívico.

Posterior a esto, la ruta a La Guardia quedó desbloqueada.