Escucha esta nota aquí

Un grupo de al menos 50 personas, afines al Movimiento Socialismo (MAS), cerraron la calle de ingreso de la oficina central de la Dirección de Migración de la capital cruceña, como medida de protesta ante la designación de Katherine Calderón como directora de la entidad estatal, así como la posesión de otros directivos.

El nombramiento de Calderón generó una serie de rechazo en diferentes zonas del país, puesto que afirman que no es militante del MAS y que incluso se negó a inscribirse en el partido azul durante el gobierno transitorio. El grupo de jóvenes cerró la calle de las oficinas de Migración (calle Quijarro entre Sucre y Bolívar), pero la atención en las oficinas era normal.

Los manifestantes critican su designación y observan que pudo ser beneficiada por un supuesto acercamiento con autoridades del Órgano Ejecutivo. Los movilizados señalan que la ejecutiva no tiene el respaldo de los movimientos sociales y de la estructura orgánica del masismo."Katherine Calderón no pertenece a ningún movimiento social, no tiene vida política ni orgánica dentro del MAS-IPSP. Nunca ha participado de ningún ampliado ni mucho menos de campaña política en favor de nuestro instrumento político. Además, no tiene ningún aval político de los movimientos sociales ni de las estructuras orgánicas a nivel departamental ni nacional", reza la crítica de los movilizados en redes sociales.

Vale recordar que antes de ser posesionado, el presidente Luis Arce señaló que su gabinete y colaboradores estaría conformado por los mejores hombres y mujeres del país. Pese a esto se perciben que en diferentes entidades estatales los masistas exigen puestos de trabajo.