Escucha esta nota aquí

La niña de 11 años que fue violada y embarazada por su abuelastro en Yapacaní recibió el alta médica la tarde de este martes. La Iglesia Católica confirmó que se llevó a la menor a un centro especializado de la capital cruceña, donde continuará el proceso de gestación, hasta el nacimiento del hijo o hija, que lleva en su vientre.

“La niña recibirá a partir de ahora apoyo sicológico y médico, además de alimentación y vivienda, para que pueda llevar una vida normal y de esperanza”, afirmó a EL DEBER, Víctor Hugo Valda, delegado Episcopal de la Pastoral de la Salud, en la Arquidiócesis de Santa Cruz.

La menor que fue dada de alta de la Maternidad Percy Boland, cerca de las 16:00, salió después de una valoración por parte de un equipo médico que certificó que la salud de ella y del bebé que está en su vientre es estable.

La representante de Derechos Humanos de Santa Cruz, María Inés Galvis, que estuvo presente durante la valoración médica, afirmó que la niña se siente emocionalmente estable, situación que favorecerá para continuar con el embarazo.

Galvis también informó a EL DEBER, que ahora la niña, de voluntad propia, dijo que quiere a su bebé al igual que su madre. “Eso ya decidió la familia. Es muy valorable, valioso, y tanto la niña como la criatura están muy bien, según la valoración médica”, señaló Galvis.

El representante de la Iglesia Católica manifestó que la menor vivirá en el hogar sola, sin la asistencia de un familiar, pero en compañía de personal de apoyo y de otras menores que también se encuentran internadas. “A ella la Iglesia le hará un seguimiento para que el proceso de gestación sea normal y después la veamos como una triunfadora”, indicó Víctor Hugo Valda.

Por otra parte, se informó que la Iglesia no asistirá de manera jurídica a la menor, ya que esta, según el delegado Episcopal, es una potestad de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

El caso de la menor embarazada y que lleva poco más de 21 semanas de gestación causó revuelo, solidaridad, e indignación en el país donde surgen opiniones encontradas sobre el tema.

Defensoría del Pueblo pondrá en conocimiento del papa el caso de la niña

La actuación de la Iglesia (Católica) con la niña creo que es un acto delincuencial y pondremos en conocimiento esta situación ante el pontífice (Papa Francisco). El rol de la Iglesia es otro”, así se refirió la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, en contacto con EL DEBER, tras enterarse que la niña pasó la tarde de este martes a un hogar administrado por la Iglesia Católica en Santa Cruz.

Agregó que esperaba otra determinación respecto al proceso de embarazo de la niña; sin embargo, dijo que analizan la posibilidad de presentar una cautelar ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos porque considera que “existe un delito de tortura en contra de la menor”, que inicialmente dijo que no quería tener al bebé.

A escala nacional, Cruz también indicó que alista una querella en contra del centro de salud que la atendió inicialmente, por permitir el ingreso de la Iglesia donde supuestamente convenció a la menor para que continúe con el embarazo.

Por ahora, la niña pasará la noche en el centro de la Iglesia donde fue trasladada en las últimas horas tras ser valorada por una junta médica.

Comentarios