Escucha esta nota aquí

La situación del área de Neonatología de la Maternidad Percy Boland no ha cambiado; los pequeños pacientes, recién nacidos, siguen compartiendo cunas porque no hay espacio para ellos. En una sala en la que deberían estar seis, actualmente hay 15, según el director de ese centro de salud de tercer nivel, Mario Herbas.

Las 17 camas de terapia intensiva neonatal también están llenas, lo mismo que las de cuidados intermedios. El peligro de que los bebés contraigan infecciones es muy elevado, y las consecuencias legales para los médicos, también.

El Gobierno municipal ha ofrecido espacios en las áreas de Neonatología de los hospitales de segundo nivel, que están bajo su tuición, como el de la Villa Primero de Mayo, Francés y Plan 3.000, según los reportes que ha obtenido Herbas del personal que se encarga de la referencia de pacientes; sin embargo, los espacios disponibles son solo tres y para pacientes que ya toman leche. 

Los espacios que requieren son para recién nacidos que deben ser intubados, porque son pacientes críticos.

Por su parte, Roberto Vargas, secretario municipal de Salud, señaló que se disponen de 54 camas de neonatología en los hospitales de segundo nivel, aunque no especificó cuántas de estas corresponden a terapia intensiva. 

Señaló que coordina con el director de la Maternidad sobre los espacios que requieren. Por otro lado, anunció que -en esta semana- el hospital de la Pampa de la Isla tendrá atención de Pediatría y Neonatología, con 12 y ocho camas, respectivamente, pues se han contratado 64 funcionarios para esas y otras áreas de servicio.

Entre tanto, Erwin Viruez, director del Sedes, señaló que coordinan con el Gobierno municipal sobre este traslado de pacientes. Si bien se hablaba de 10 espacios, la versión fue refutada por Herbas, que indicó que solo eran tres.

El director del Hospital de la Mujer Percy Boland explica que lo que podría aliviar la situación es la firma del convenio (por parte del Ministerio de Salud) con clínicas privadas para que den atención a pacientes del Sistema Único de Salud. Herbas señala que, si ocho clínicas dieran el servicio, cada una con cinco camitas para pacientes recién nacidos críticos, habría mejoría.

“Cuando hay un rebalse o una saturación de las camas de neonatos, el Sistema Único de Salud (SUS) realiza, a través del ministerio de Salud, los convenios con clínicas privadas para absorber esta sobresaturación. (…) Por eso solicitamos al Ministerio de Salud que pueda, precisamente renovar a la brevedad posible estos convenios”, expresó Viruez en conferencia de prensa el lunes.

Además informó de que el secretario departamental de Salud, Fernando Pacheco, se trasladará a la sede de Gobierno para hacer la debida representación, que permita que estas demandas sean cubiertas a la brevedad posible.

EL DEBER consultó al Viceministerio de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud al respecto, a través de su equipo de comunicación, que quedó en referirse al tema en el transcurso de este martes 29.

Comentarios