Escucha esta nota aquí

La temporada de lluvias en el país continúa generando perjuicios, la noche del viernes el desborde de ríos en Crital Mayu, municipio de Villa Tunari, trajo consigo mazamorra que se asentó sobre la carretera que conecta a Cochabamba con Santa Cruz, a la altura del Bateón.

La mazamorra obligó a cortar la circulación en este punto generando un embotellamiento en el lugar, en especial de camiones y buses que prestan el servicio del transporte interdepartamental.

Transportistas lograron retirar las rocas que cayeron sobre la ruta y habilitaron un carril, permitiendo el paso de vehículos livianos; sin embargo, buses grandes y camiones de alto tonelaje aguardan hasta que la ruta sea habilitada por parte de la ABC.

Imágenes a las que tuvo acceso EL DEBER dan cuenta de las peripecias que deben realizar los conductores que se atreven a pasar por el lugar, pese a las dificultades y el peligro inminente por el agua, lodo y piedras que están asentados sobre la capa asfáltica.

Desde la Administradora Boliviana de Carreteras, regional Cochabamba (ABC), informaron que maquinaria pesada está siendo enviada a la zona para realizar los trabajos de limpieza que permitan dejar expedito el paso.

Desde la terminal Bimodal Santa Cruz indicaron que los buses que salen desde el departamento cruceño lo hacen por la noche, y que las salidas programadas para este sábado estarán sujetas a la habilitación de ese tramo, caso contrario lo harán por la vía antigua.

Por otra parte, la ABC regional Santa Cruz en su cuenta en Twitter recomendó a transportistas que tomen precaución a la hora de pasar por el tramo San Matías-San Ignacio de Velasco, ya que debido a crecida de ríos hay varios puentes comprometidos.

 




Comentarios