Escucha esta nota aquí

El centro de acopio descubierto hace unos días en la localidad paceña de Desaguadero solo fue la punta del ovillo. Después de pesquisas y la aprehensión de una decena de personas, la Policía Boliviana y el Gobierno identificaron que los medicamentos falsos encontrados en ese almacén eran traficados desde Perú. Una red criminal los internaba y comercializaba en todo el país a través de mercados, farmacias ilegales y ventas de barrio.

“Este ilícito generó una gran cantidad de dividendos. Estas sustancias eran ingresadas de Perú sin ningún tipo de autorización y eran expendidas en La Paz, pero también a escala nacional. Esto significa que se vendían productos sin ningún tipo de registro ni control. Se formó un circuito que, indudablemente, tiene como incentivo la acumulación de dinero a través de la venta de sustancias que no tienen ningún componente activo”, informó ayer el director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc-La Paz), Jhonny Aguilera.

Luego del primer hecho detectado el 1 de abril en la frontera con Perú, la Policía implementó una serie de operativos sorpresa en mercados populares y tiendas tanto en La Paz, Santa Cruz y otras ciudades. Y en los próximos días, ocurrirá otra serie de intervenciones, buscando otros depósitos de la mercadería ilegal, antes de que sea distribuida.

“Luego de las detenciones de personas involucradas, se ha obtenido información importante sobre los circuitos, el modus operandi en todo el territorio nacional, que nos va a permitir continuar con los operativos en cualquier lugar del territorio nacional. Los avances hasta ahora alcanzados son significativos. No estamos dando por cerrado esta investigación. Vamos a continuar con los operativos hasta desbaratar absolutamente esta organización criminal que ponen en riesgo la salud de la población”, señaló el ministro de Gobierno.

Responsabilidades

Las autoridades dieron a conocer una lista preliminar de 40 productos adulterados, donde se encuentran falsos antibióticos, pastillas abortivas, formol, entre otros, desde hace al menos cinco años atrás.

El ministro Romero no quiso entrar en detalle de otras responsabilidades que pudiera haber de parte de autoridades que deberían realizar control periódico. “Es lógico que las autoridades sectoriales tendrán que reforzar las medidas de seguridad.

De momento, nuestra responsabilidad es esclarecer los alcances de esta estructura organizativa criminal, desbaratarla en otros lugares del territorio nacional donde también han operado. Y de esa manera, entregar a los responsables a la justicia”, aclaró. Según la agencia noticiosa ANF, la Policía logró identificar datos de cuatro médicos que utilizaban medicamentos adulterados, en farmacias y consultorios donde se realizaban abortos clandestinos.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes-La Paz), Freddy Valle, reconoció que era imposible llegar a supervisar todos los puestos de venta de medicamentos de la ciudad por falta de personal técnico. En La Paz hay unas 1.600 farmacias legales y más de 500 que operan de forma clandestina.

Anteriormente, el fiscal departamental de la Paz, Williams Alave, dijo haber identificado incumplimiento de deberes de instituciones como el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), que debieran controlar periódicamente este tema.

Imputación a pareja

Además de las primeras 10 personas imputadas por tráfico, el Ministerio Público imputó ayer a una pareja que sería dueña de un puesto de venta de medicamentos presuntamente falsificados en la calle de La Tablada, de la ciudad de La Paz.

El fiscal de materia Marco Villa imputó a Jenny C.P. y Freddy D.Z.S., por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, legitimación de ganancias ilícitas, delitos contra la salud y organización criminal.

La pareja fue aprehendida el viernes luego de un operativo sorpresa. En las próximas horas, los imputados serán llevados ante un juez cautelar que dispondrá de su situación jurídica. Se va a solicitar la detención preventiva de ambas personas.

En el operativo se encontró documentación, tarjetas de depósitos bancarios. No se descarta la participación de más personas.

Comentarios