Escucha esta nota aquí

"No se puede morir por la falta de recursos. Nancy Andia nos representa a todos. No podemos permitir que una vida se pierda por falta de condiciones", lamentó el médico Douglas Villarroel en el programa Aquí Estoy, de EL DEBER Radio.

El endocrinólogo, clamó por un ventilador mecánico para la que debería convertirse en la primera paciente trasplantada de páncreas y riñón de Bolivia. "Estoy acongojado y desesperado porque siento que se nos va la vida de Nancy, una mujer luchadora que no tiene los recursos económicos pero sí el amor por la vida. Ella ya ha venido luchando, tiene diabetes tipo 1, ha estado dializando, y para mala suerte, le ha dado el Covid-19. Desde el martes 2 de junio no puede respirar, ha recorrido todos los hospitales para ser atendida y ha sido rechazada, incluso en clínicas privadas. En todas partes le decían que no había espacio”, contó.

Finalmente, la ubicaron en el centro de referencia Pampa de la Isla en las primeras horas de hoy jueves 4, en el mismo lugar donde antes había sido rechazada por falta de lugar, gracias a algunas influencias. Tiene una saturación de oxígeno que no es compatible con la vida y no le encuentran un ventilador mecánico. 

"Se me está muriendo, probablemente le quedan horas de vida. Necesitamos encontrarle un espacio donde haya ventilador mecánico, esos que tanta falta hacen en la época del Covid-19. Si realmente no existe una sola cama en terapia intensiva, quiere decir que nuestro sistema de salud está colapsado. Ustedes (se dirige a los oyentes del programa) amigos no deben enfermarse porque van a morir", aseveró.

Actualmente, Nancy solo tiene un aparato que le pone oxígeno a la nariz, pero ella misma tiene que meter el oxígeno y sus pulmones no tienen esa capacidad porque ya están invadidos por el virus. "Hagamos presión entre todos para salvar esta vida. Si no se salva, que no sea porque no hicimos lo más que se pudo", dijo desesperado.

Para Villarroel, si no hay posibilidad de salvar personas, "estamos perdidos, nuestro sistema está colapsado y nadie más se puede enfermar", mencionó y aseguró que la semana pasada fallecieron dos pacientes con insuficiencia renal por la misma razón.

Hasta antes de la entrevista en Aquí Estoy, Villarroel podía comunicarse con Nancy, pero no le contestó más. "Me ha estado llamando cada hora desesperada y cada llamada era un grito silencioso de ayuda porque la falta de respiración le impide hablar. Ya no contesta por la falta de respiración. Los médicos de La Pampa, están desesperados porque quieren ayudarla, pero no pueden hacer más porque no tienen cama con ventilador, no hay dónde mandarla porque nadie la recibe", sostuvo.

Villarroel, explicó que Nancy es una mujer de escasos recursos que vive de la venta de tarjetas telefónicas, que habita una casa con piso de tierra y que se las ingenia para afrontar las obligaciones porque ama la vida.