Escucha esta nota aquí

En caso de que el ministro de Salud, Jeyson Auza, continúe indiferente a las demandas del sector, “no se descarta el paro de 48 horas para la próxima semana”, advirtió Humberto Vargas, vocero del Colegio Médico de Santa Cruz. La paralización de las actividades en esta jornada fue calificada como contundente por los galenos, que fueron apoyados por otros profesionales durante la medida de presión, pero que no recibió la respuesta esperada de parte del Gobierno Nacional.

Todos los niveles de salud acataron el paro, tanto el sector público como la seguridad social suspendieron su atención en consulta externa y reforzaron el servicio de emergencias. Fueron cerca de 20 mil profesionales que asumieron la medida a nivel nacional. Sin embargo, hasta el final de la tarde, el Gobierno nacional no se había manifestado al respecto. Lo que se presume, que pueda derivar en otro tipo de presiones por parte de los galenos.

“Entre el lunes y martes próximo se reunirá la Comisión Nacional de Salud (Conasa) para hacer un análisis de este paro, y determinar las siguientes medidas de presión, si el ministro continúa sin hacer caso. Pero, esperamos que se nos convoque, que instalemos las mesas de trabajo, porque siempre hemos estado abiertos al diálogo”, adelantó Vargas, a tiempo de señalar que las movilizaciones también están entre las estrategias para lograr sus demandas.

Se conoció que, en el transcurso del paro de hoy, el Colegio de Trabajadores Sociales se adhirieron a las demandas de los médicos y que en similar situación está la Federación de Profesionales de Bolivia, además de colegiados como el de enfermeras, de odontólogos, terapeutas, entre otros del sector salud.

Entre las demandas de los médicos está el incremento de ítems en base al crecimiento vegetativo, la institucionalización de cargos, la regularización de ítems ministeriales de designación directa y concursados, además de la declaración como sector estratégico al sector salud.

“Nosotros somos los que estamos al frente, en primera línea, pero el ministro no quiere escuchar a los profesionales en salud. Merecemos una remuneración adecuada, una jubilación digna, en caso de que algún colega se enferme o muera, la familia no quede desamparada, por eso es que demandamos ser reconocidos como sector estratégico”, explicó Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz.

Para Anzoátegui y Vargas, un punto crítico y que debe ser atendido con carácter de emergencia es el equipamiento y los recursos humanos que se tienen disponibles en caso de presentarse una quinta ola de contagios de Covid-19. “La situación es preocupante y necesitamos saber qué estrategias se van a seguir, cómo lo vamos a enfrentar”, reclamó el presidente del colegiado en la capital cruceña.

Se suma, la demanda por el hospital de tercer nivel en Montero, Oscar Urenda. “Necesitamos que ese centro funcione para que nos ayude a descongestionar el sistema de salud”, aseveró Vargas.

Comentarios