Escucha esta nota aquí

En un ampliado de emergencia el Concejo Departamental de Salud (Codesa) determinó, la noche de este miércoles, un paro de 48 horas para la próxima semana en apoyo a Rómulo Calvo y a Fernando Castedo. La información fue confirmada por Wilfredo Anzoátegui, presidente de Codesa y líder del Colegio Médico de Santa Cruz.

“Nos declaramos en emergencia y vamos al paro de 48 horas el 7 y 8 de diciembre hasta que el proceso revocatorio de nuestros afiliados sea consolidado”, afirmó Anzoátegui a EL DEBER tras culminar la reunión.

Los profesionales en salud, que vienen de cumplir un paro de 24 horas (el martes) por el mismo motivo, determinaron mantener la medida de presión hasta que el Ministerio de Salud restituya a los médicos Calvo y Castedo a sus fuentes laborales.

El Codesa está integrado por los entes colegiados de médicos, odontólogos, bioquímicos, enfermeras, sicólogos y la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de la Salud Pública (Fesirmes) entre otras organizaciones ligadas a la salud.

Anzoátegui afirmó que la destitución de sus afiliados es un tema político que el Codesa no lo puede permitir. “Ahora persiguen a los médicos, después será a los gremialistas, transportistas o cualquier otro gremio. Eso no puede ser”, complementó.

El galeno indicó que no se suspenderá la atención a los pacientes con Covid-19, las emergencias, las cirugías programadas y que las consultas externas serán reprogramas. “Lo nuestro no es político, estamos defendiendo al trabajador”, sentenció.

El paro ya le trajo las primeras consecuencias a Anzoátegui. Este miércoles el diputado por el MAS, Rolando Cuéllar, lo demandó en la Fiscalía de Santa Cruz por la medida extrema cumplida en la jornada de ayer.

Cuéllar lo acusó de los supuestos delitos de atentado contra la salud, instigación pública y asociación delictuosa entre otros. Sobre este tema, el galeno dijo que lo dejará en manos del equipo jurídico del Colegio Médico.

Comentarios