Escucha esta nota aquí

Los médicos y trabajadores del hospital Pampa de la Isla, principal centro de referencia del Covid-19 en Santa Cruz, se movilizaron la mañana de este miércoles para exigir a las autoridades departamentales y municipales la dotación de ítems, además de estabilidad laboral.

Los funcionarios del centro hospitalario decidieron radicalizar sus medidas de presión, iniciadas el lunes, debido a que no han recibido respuesta a su pedido de asignación de los nuevos cargos. Aseguran que trabajan con contratos municipales y, como el hospital ha pasado a manos de la Gobernación, ni la Alcaldía ni el Gobierno Departamental los toma en cuenta en la distribución de los ítems de nueva creación.

Leydi Laura Cárdenas, secretaria ejecutiva del Sindicato de Trabajadores, encabezó la marcha que partió desde el centro hospitalario hasta la avenida Montecristo. Allí bloquearon la vía por unos minutos y después retornaron a la parte externa del centro hospitalario, donde instalaron una carpa, donde mantienen las protestas.

Este miércoles también algunos trabajadores que cumplen ayuno voluntario decidieron simular una crucifixión con tal de ser escuchados.

Los funcionarios se turnan para salir a protestar a fin de evitar dejar sin atención a los pacientes infectados por el coronavirus. 

Tras la marcha, tres dirigentes del hospital recibieron una convocatoria de parte del Colegio Médico Departamental para que asistan a una reunión en oficinas del ente colegiado.