Escucha esta nota aquí

127 familias de menonitas se encuentran en emergencia debido al asentamiento supuestamente ilegal, por parte de un grupo de campesinos, en más de 2 mil hectáreas de la comunidad Valle Verde, ubicada a 35 kilómetros al sur del municipio de San José de Chiquitos, que son utilizadas para sembrar soya.

El conflicto se agravó la tarde de ayer, cuando los menonitas reclamaron a las personas que se instalaron en sus tierras. Sin embargo, este grupo manifestó que pertenecen a la comunidad 19 de Noviembre, y que tienen una resolución del 2016 que les dio el Instituto Nacional De Reforma Agraria (INRA) que les permite tomar posesión del terreno.

El representante legal de la colonia Valle Verde, Gonzalo Pedraza, informó que las más de dos mil hectáreas pertenecen a las 127 familias menonitas, pero desde 2011 se encuentran en litigio debido a que el INRA realizó un saneamiento.

“El INRA quitó las tierras porque no había trabajo, pero eso debía a que los colonos estaban pidiendo permiso a la ABT para realizar el desmonte. Además, hicieron una mala notificación y el saneamiento fue irregular. Ante esta situación, nosotros apelamos al Tribunal Agroambiental en Sucre, y se determinó que se revoque esta resolución de saneamiento, pero hasta la fecha el INRA no responde”, dijo el jurista.

Pese a que el terreno estaba en litigio, el grupo de 20 familias que se asentaron en la comunidad menonita dice que tienen una autorización del INRA para asentarse.  Sin embargo, Pedraza explicó que esas tierras no son fiscales, pues son trabajadas por los menonos, todos nacidos en Bolivia, para la siembra y cosecha de soya, sésamo y otras semillas.

Ayer una comisión del INRA llegó a la comunidad Valle Verde para realizar un recorrido por el lugar y quedaron en elaborar un informe sobre la situación legal de las hectáreas.

“Nuestra población ha crecido, necesitamos donde vivir y tenemos una autorización del 2016 que nos permite asentarnos”, dice uno de los campesinos, quien a la vez manifestó venir de Montero, a los medios locales de San José.

Por su parte, el representante de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, Rommel Flores, brindó su apoyo a las personas que se instalaron sus carpas en la comunidad menonita y pidió al INRA dar una solución para acabar con los problemas en las tierras chiquitanas.

El abogado de los menonitas, Gonzalo Pedraza, solicitó a las autoridades departamentales conformar la Comisión Agraria pata evitar avasallamientos ilegales en San José de Chiquitos, como ya se registraron en San Miguel de Velasco.

"Estas personas se asentaron en un terreno que ya estaba trabajado por los colonos y realizaron quemas ilegales. El año pasado hicieron lo mismo, queremos que se forme la Comisión Agraria para fiscalizar estos casos y que no se vuelvan a repetir", señaló Pedraza.


Comentarios