Escucha esta nota aquí

El adolescente de 17 años, señalado de golpear con un combo a una mujer comerciante de la tercera edad para robar, rompió el silencio ante la jueza de la niñez y adolescencia Evelín Pai, durante su audiencia cautelar.

Después de ser imputado por la Fiscalía por lesiones graves, la jueza, como corresponde a procedimiento, le dio la palaba para su defensa material. Dijo ser estudiante y hace tres años vive con su papá porque se separó de su madre. Se fue a vivir con su progenitor porque su mamá tiene su pareja y su padrastro lo trataba mal.

Afirmó que de las dos mujeres detenidas, una es su hermanastra y la otra amiga de ella, pero que le engañaron. “El domingo alrededor de las cuatro de la madrugada mi hermanastra me levantó y me dijo que si no quería ganarme unos pesos. Era para machucar coca y me dijo que ganaría Bs 20. La amiga de mi hermanastra me llevó a la tienda de la señora comerciante, porque ella antes había trabajado ahí”,

El adolescente dijo que las mujeres lo llevaron en un taxi a la tienda, pero en el trayecto le dieron un martillo grande y cambiaron de parecer. “Me dijeron la vas a golpear a la ventera, hay que robarle Bs 30.000 que tiene guardados en un bolso. Cuando llegamos, ellas quedaron afuera, mi hermanastra me escribía por Whatsapp cada rato. Entré a preguntar por cerveza, para comprar cuatro cajas. la señora me atendió bien, yo le dije que no tenía plata y después llegaría un familiar. Ella aceptó, no le hice nada, me daba miedo. Ellas de afuera por teléfono me insistían que la golpee y saque la plata. Una de ellas llegó para preguntar por otra cosa y entonces le dí con el combo”, dijo.

A la audiencia se presentó la hija de la víctima, Polica Camacho (67). El adolescente, se arrepintió y lloró mientras la jueza Evelín Pai, tras una valoración legal ordenó su detención en Cenvicruz. La víctima recibe atención médica.

Comentarios