Escucha esta nota aquí

Alejados del ajetreo ciudadano que se vive en los recintos electorales, los comerciantes en los mercados de la Villa Primero de Mayo, Plan Tres Mil y Pampa de la Isla desacatan las normas y abren sus puestos de venta como lo hacen regularmente.

En las avenidas paralelas de los mercados se pudo advertir bastante movimiento de consumidores abasteciéndose de productos de la canasta básica como un día corriente.

Además de comerciantes, también se evidenció que el transporte de dos ruedas (mototaxistas) y, uno que otro trufi se encuentran prestando el servicio de transporte.

La falta de control, tanto de la Policía como de de las dependencias municipales de regular el funcionamiento de los mercados, es nula.

Comentarios