Escucha esta nota aquí

A diferencia de las mesas de trabajo en el marco de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS) que no han tenido mayores avances, las municipales han trabajado en el diagnóstico de las necesidades de los centros de salud con miras a definir un plan de acción para su fortalecimiento, posiblemente en un plazo de 60 días.

A mediados de este mes los médicos cumplieron un paro, de 48 horas, y en respuesta a la medida el Ministerio de Salud convocó al Colegio Médico a trabajar en mesas técnicas, pero el miércoles estas entraron en cuarto intermedio, sin mayores avances.

Por su parte, la Alcaldía promovió la conformación de cuatro mesas de trabajo, que durante estas casi dos semanas han visitado los centros de salud para recoger las necesidades, que tienen que ver con medicamentos, insumos, recursos humanos, equipamiento e infraestructura.

El secretario de Desarrollo Humano, Fernando Sattori, informó ayer de que la comisión de completo de los 68 que hay en toda la ciudad; luego se trazará un plan de acción. Precisamente ayer se inspeccionaron los centros Virgen de Fátima, Elvira Wünderlich, Perpetuo Socorro y Roque Aguilera.

La presidenta del Concejo, Angélica Sosa, que participó de las visitas, indicó que se observaron “pequeños y grandes detalles, todos solucionables”, en lo que se refiere a infraestructura y equipamiento. La representante de Fesirmes, Kadidja Ovando, destacó que la Alcaldía ha demostrado su predisposición para atender las necesidades de los centros, que son muchas, pues solo para cubrir la demanda de recursos humanos se precisan 1.800 ítems.

Las carencias

Ovando indicó que durante las inspecciones se verificó que algunos centros tienen equipos en mal estado o que no funcionan por falta de mantenimiento, mientras que en otros faltan reactivos para los laboratorios. En otros casos, los problemas son de infraestructura. Por ejemplo, en el Perpetuo Socorro ayer se verificó que la lámpara cialítica (que se usa para cirugías) no funciona por falta de una batería y por problemas con el enchufe.

El personal del centro aprovechó también la presencia de la comitiva para mostrar que hay problemas con el cableado y con los sumideros. Además, solicitaron que les doten una computadora y una impresora. La representante de Fesirmes indicó que pedirán que el mantenimiento se descentralice a las redes de salud para que sea más ágil porque ahora las solicitudes deben hacerse ante la Secretaría de Desarrollo Humano, lo que se traduce en procesos más largos.

Las mesas para el SUS

Por otro lado, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, informó de que las mesas de trabajo en el marco de la implementación del SUS entraron en un cuarto intermedio el miércoles y que su reanudación dependerá de que el Ministerio de Salud muestre una voluntad real de atender las demandas del sector, que son básicamente mejorar las condiciones del sistema, que se respeten los procesos de institucionalización y que se atienda el pedido de incorporación a la Ley General del Trabajo.

“Estamos percibiendo que están avanzando en la implementación del SUS con un desconocimiento de las normativas vigentes. Hablan de la dotación de 8.000 cargos, pero no está definido si serán contratos o ítems y cómo se hará la distribución”, dijo Viruez, al indicar que han enviado una carta al Ministerio de Salud haciendo notar estas preocupaciones y pidiendo que autoridades de dicho ministerio participen del diálogo.

Tags