Escucha esta nota aquí

Mañana se cumplen los 10 días hábiles para que la Gobernación haga conocer la otorgación de la licencia ambiental, mediante la cual se iniciarán los trabajos de acondicionamiento de las vías del primer anillo para la circulación del nuevo Bus de Transporte Rápido (BRT). Sin embargo, los operadores de transporte público salieron nuevamente ayer a las calles a protestar, pidiendo al Concejo Municipal que sea derogada la nueva ley de Movilidad Urbana porque atenta contra la prestación del servicio.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, reveló que el martes por la mañana se reunió con el alcalde Percy Fernández y con los representantes en Bolivia de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), quienes han dado su aprobación al proyecto del primer BRT de Bolivia, en el primer anillo.

Ribera lamentó las medidas de presión que anuncian los micreros sindicalizados, pues aparte de obstaculizar el tráfico en las avenidas de la urbe quieren mantener el monopolio de la otorgación de rutas para dar el servicio de transporte público.

“Buscamos ordenar el transporte, con buses de mayor capacidad y más modernos, pero resulta que quieren hacernos rehenes de los intereses de algunos dirigentes. También estamos esperando que la Gobernación nos dé la licencia ambiental para iniciar las obras de inmediato”, manifestó Ribera.

Por su parte, Mario Guerrero, del Sindicato de Micros Santa Cruz, señaló que nuevamente saldrán hoy a marchar por ambos sentidos del primer anillo, pues consideran que la nueva norma los quiere sacar de la prestación del servicio.

“Seguiremos protestando, por ello la próxima semana habrá un paro del transporte, incluyendo un bloqueo del ingreso al vertedero de Normandía”, anotó. /IRZ

Tags

Comentarios