Escucha esta nota aquí

El bloque de transporte urbano, que aglutina a sindicatos y líneas de micros de la capital cruceña, pide a la municipalidad que el horario de trabajo permitido se amplíe hasta la medianoche y no así hasta las 21:00 horas (de lunes a domingo) como se dispuso en las últimas horas.

¿El motivo? Mario Guerrero, dirigente del sector, indicó que este pedido ya fue elevado a las autoridades y responde a que los horarios son insuficientes para cubrir sus costos operativos y la situación se agrava por la escasez de diésel que hay en el país.

La escasez de diésel se refleja en la disminución de unidades que tuvo que paralizar su actividad y se ven obligados a abandonar su trabajo en tempranas horas debido a que deben acudir a los surtidores para conseguir el combustible, situación que puede llevar largas horas, según Guerrero.

"Las normas de bioseguridad vigentes seguirán siendo cumplidas estrictamente por nuestro sector, como un principio de resguardar la seguridad sanitaria de nuestros conductores, usuarios y la población en general", aseguraron desde el bloque de transporte urbano.