Escucha esta nota aquí

Mario Antonio 'Tonchy' Bascopé Revuelta, miembro de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) fue detenido por un grupo de policía cuando salía de Palmasola con una orden de libertad autorizada por la juez Ana María Velarde. Su familia denunció que fue capturado de manera ilegal debido a que participó de las manifestaciones sociales de octubre de 2019, previo a la renuncia de Evo Morales.

“Eran las cinco de la tarde cuando 'Tonchy' salió del régimen penitenciario, pero poco antes de cruzar el portón de la cárcel fue detenido a la fuerza por cuatro policías, que ni si quiera mostraron alguna orden de aprehensión. Lo subieron a una camioneta negra y se lo llevaron con rumbo desconocido”, relató entre sollozos la esposa Yessenia Rodríguez en contacto telefónico con EL DEBER.

Yessenia comentó que el mandamiento de libertad fue dejado a las 10 de la mañana de este martes en Palmasola, por lo que le llamó la atención que recién al finalizar la tarde hayan cumplido con esta orden. “Demoraron en dejarlo en libertad para volver a detenerlo. Cuando se lo llevaron casi nos atropellan por escapar en la camioneta, sin dejarnos algún documento que respalde esto; prácticamente lo secuestraron”, agregó.

La mujer dijo que habló con los asesores legales de Comité pro Santa Cruz (Martín Camacho y Jorge Valda), quienes se comprometieron a ayudarla para investigar el paradero de 'Tonchy' y el motivo de su aprehensión. Asimismo, señaló que preguntaron a la Fiscalía y no tuvieron respuestas, pero aclaró que su pareja no tiene otro proceso pendiente con la justicia.

Por su parte, la líder de la RJC, Milena Soto, responsabilizó al Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) de la supuesta detención 'Tonchy', debido a que participó de las manifestaciones sociales en octubre de 2019, previa a la renuncia de Evo Morales.

El ministro de Gobierno (Eduardo Del Castillo) está detrás de todo esto y quiere amedrentar a todos los miembros de la Resistencia Juvenil Cochala que estuvimos en las movilizaciones que desencadenaron en el cambio de Gobierno hace dos años”, precisó Soto.

En diciembre de 2020 Mario Antonio Bascopé cumplía detención domiciliaria en Cochabamba, luego de que fue procesado por la Fiscalía por portación de explosivos a finales de octubre de 2019, cuando dos vehículos fueron destrozados.

Los efectivos de la Policía Antinarcóticos lo aprehendieron a finales del año pasado, debido a que fue acusado por el Ministerio Público por un supuesto hecho de tráfico de sustancias controladas en el municipio de Buena Vista, en Santa Cruz de la Sierra. Por este caso fue enviado a la cárcel de Okinawa y posteriormente derivado a Palmasola, desde donde hoy salía.

Comentarios