Escucha esta nota aquí

La agenda del Ministro de Salud, Edgar Pozo, está completa. Desde las 9:00 se reunirá con el Colegio Médico Nacional y los colegios departamentales para debatir diversos temas de salud. También tiene concertadas visitas al Sedes y al Oncológico para conocer la realidad y el trabajo en ambas instituciones.

En una breve conferencia de prensa, Pozo pidió aclarar tres aspectos importantes para el conocimiento de la población. Fue tajante al rechazar cualquier suposición sobre la llegada de médicos cubanos al país “para suplantar a los médicos nacionales”. “Esto no es cierto” destacó la autoridad quien descartó absolutamente esa posibilidad. “Desde que soy ministro no hay ninguna definición” ratificó y señaló que las acusaciones provenían de algunos sectores que generan alarma.

También destacó la “planificación ordenada para combatir el coronavirus” y que ha afectado a Bolivia. “Con dificultades, el país ha logrado superar esta enfermedad”, aseveró. Sin embargo, mantiene un plan de acción para la protección de la población que se ha trabajado de manera conjunta con el presidente Arce.

El ministro Pozo calificó como "encapsulamiento perverso" las medidas que impiden a la población salir a a la calle y sostener un ritmo de vida normal. Por eso, las acciones del ejecutivo tratan de "equilibrar la protección de la población y la sobrevivencia al permitir que generen sus ingresos".

También expresó el interés del “Ministerio de Salud para conversar con los diferentes niveles por la preocupación ante el incremento de los casos de Covid-19” que se registran en Santa Cruz”.

Señaló la falta de inversión del gobierno de Áñez que "en seis meses no transfirió recursos a los hospitales de tercer nivel, mientras que enmenos de un mes ya han comenzado a distribuir los recursos a los hospitales".  

Finalmente, se refirió a la situación del Hospital Oncológico, donde los padres de familia de niños con cáncer mantienen sus medidas de protesta, y destacó que "es una mochila pesada de la anterior gestión que debemos resolver".

Por su parte, el director nacional de epidemiología, René Barrientos, calificó al coronavirus como un “virus dinámico y persistente”. Además, observa que “desde hace tres días se percibe una escalada importante que podría ser el inicio de una segunda ola”.

Barrientos destaca que las tres únicas armas para frenar los contagios son el uso de la mascarilla, la higiene de manos y el distanciamiento social, “Con estos tres comportamientos, la probabilidad de contagiarse con la enfermedad es mínimo”, destaca.

Reitera la importancia del autocuidado de cada persona para evitar el contagio y propagarlo en la familia.


Comentarios