Escucha esta nota aquí

El embajador de ciencia y tecnología, Mohammed Mostajo, pidió licencia a la Cancillería para dedicarse “sin goce de haberes a la lucha contra el Covid-19”, mientras que, ante las denuncias del MAS de que salió del país, la canciller Karen Longaric señaló que desconoce su paradero

La canciller confirmó esta mañana que  Mohammed Mostajo, quien ejercía el cargo de embajador de Ciencia y Tecnología, pidió permiso en Cancillería y de acuerdo a la Ley 465 de Servicio Exterior, se ha acogido a una declaratoria en comisión. Es decir que momentáneamente ya no presta servicios para el Ministerio de Relaciones Exteriores, “porque tiene otra actividad relacionada con las políticas contra el Covid-19.

Esa es mi respuesta categórica, él pidió permiso sin goce de haberes”, para poder dedicarse a la lucha contra la pandemia, fue la explicación de la Canciller. 

Mientras tanto, asambleístas del MAS denunciaron que Mostajo habría salido del país incluso para pedir refugio. Cuando se le preguntó sobre su paradero, la canciller respondió que desconoce qué está haciendo ni dónde se encuentra, “suponemos que está en el país”.

Medios cruceños informaron que Mostajo confirmó estar en Santa Cruz. Autoridades de Migración señalaron que no salió del país, pero que no tiene ningún impedimento para hacerlo.

Este medio intentó comunicarse con Mohammed Mostajo sin éxito. 

Respecto al cónsul de Bolivia en Barcelona, David Pareja Lozada, que fue la persona que verificó (por solicitud de exautoridades del Ministerio de Salud), la existencia de los 170 respiradores españoles (supuestamente adquiridos con sobreprecio), la canciller confirmó que  se encuentra en La Paz.

Está en esta ciudad, justamente ayer estuvo por la tarde en la Cancillería, prestando un informe amplio sobre su participación en todo este proceso de embarque de los ventiladores, procedentes de Barcelona”, manifestó escuetamente Longaric.