Escucha esta nota aquí

Pedro Montenegro Paz, que logró dos títulos en provisión nacional de dos universidades estatales reconocidas de nuestro país que lo habilitaron legalmente para ser catedrático, fue sentenciado a 11 años y 8 meses de cárcel por el delito de tráfico internacional de drogas, por un juzgado de Guarulhos en San Pablo (Brasil).

Informes oficiales del Ministerio Público Federal de Brasil dan cuenta que Montenegro fue sometido a un proceso por narcotráfico, luego de haber sido extraditado a fines de noviembre de 2020 desde Santa Cruz.

Mientras en Brasil Montenegro fue sentenciado por la justicia, en Santa Cruz el exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) Gonzalo Medina, vinculado al caso e imputado por los mismos delitos, fue favorecido con libertad plena al habérsele levantado el arresto domiciliario.

La operación Monte Pollino

El Ministerio Público Federal revela que para acusar y llevar a juicio a Montenegro prevaleció una de las pruebas claves, que es el operativo denominado ‘Monte Pollino’ ejecutado en 2013 en el aeropuerto de Guarulhos, de San Pablo. En esa oportunidad los organismos antinarcóticos procedieron a la detención de más de 20 personas, se incautaron de casi dos millones de dólares y descubrieron un centro de acopio con capacidad para almacenar unas 30 toneladas de cocaína.

Las investigaciones de las fuerzas antinarcóticos de Brasil revelaron que la operación Monte Pollino se ejecutó tras descubrirse en Italia un cargamento de 1,3 toneladas de cocaína destinado a una de las mafias poderosas de ese país europeo, que fue valuada en más de $us 60 millones, según documentos judicializados a los que accedió EL DEBER.

Según las investigaciones de Brasil, la droga que era enviada a una mafia de Italia era trasladada desde Santa Cruz, vía San Pablo.

Fue en esta investigación que aparece el nombre de Pedro Montenegro Paz y las autoridades brasileñas iniciaron las pesquisas y gestiones en Bolivia para hacer efectiva su captura.

Vía libre a la extradición

Luego de que la justicia de Brasil acumulara todas las pruebas y diligencias sobre el descubrimiento de una de las mayores redes del narcotráfico realizó el pedido formal de extradición de Pedro Montenegro Paz.

Las pruebas fueron consideradas de contundencia por el Tribunal Supremo de Justicia, por lo que a mediados de 2015, la Sala Plena emitió una resolución suprema, dio vía libre al pedido de extradición de Montenegro y emitió órdenes de detención contra el supuesto traficante.

Investigaciones realizadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico establecieron que el fallo de extradición fue oculto durante casi cuatro años en las altas esferas de la magistratura. Fue en abril de 2019 que en una fotografía se descubre que Pedro Montenegro viajó a Colombia a una fiesta con altos jefes policiales. También estuvo el hijo del excoronel Gonzalo Medina al que se lo acusa de ser el principal nexo y protector de Montenegro.

Luego Pedro Montenegro fue buscado por tierra y aire por las fuerzas de élite militares y policías que no lo hallaron hasta que él decidió entregarse. 

Libertad a Gonzalo Medina

El exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen Gonzalo Medina, que permaneció detenido desde abril de 2019, ya está libre. Hace unos tres meses que salió de la cárcel con arresto domiciliario y escolta. Sin embargo, Medina a través de su defensa insistió en su inocencia y su libertad hasta que logró que se le quite la escolta pero seguía con arresto en su domicilio. Hace dos días que la jueza cautelar Livia Alarcón le concedió su pedido. Le levantó la medida de arresto domiciliario y ahora se defenderá en plena libertad.

Medina era jefe de la Felcc de Santa Cruz y desde esa posición condecoró a Montenegro en un hecho polémico que lo comprometió.

Su abogada, Blanca Mercado, aseguró que esta persona fue detenida durante casi dos años sin acusación formal, siendo que el procedimiento establece seis meses de investigación. Dijo que Medina tiene a su madre de más de 90 años que vive en La Paz a la que no puede ver hace casi dos años. Fue un acto de justicia por humanidad, ya podrá ver a su madre”, afirmó.

Sin embargo, Medina sigue atado al proceso, no puede salir del país y espera el juicio oral en el caso.

Comentarios