Escucha esta nota aquí


Montero inició el plan de ‘rastrillaje casa por casa’ que busca identificar e iniciar atención y tratamiento de personas con sospecha de portar el coronavirus para así evitar que lleguen a los hospitales que están saturados. 

Para esto, hoy, el ministro de Gobierno Arturo Murillo y la ministra de Salud, Eidy Roca, estuvieron en el municipio norteño y entregaron cinco ambulancias que acompañarán las tareas de los brigadistas médicos que harán el ‘rastrillaje’. 

La oportunidad fue aprovechada por la ministra de Salud para anunciar que el hospital de tercer nivel de Montero, que hace dos semanas recibe a pacientes que requieren cuidados intermedios “ya está habilitado para funcionar con terapia intensiva” y garantizó los ítems para el director médico, administrador, jefe de laboratorio, jefe de farmacia, personal administrativo y de apoyo, para los cuales ya se está elaborando los memorándums. 

Además, dijo, se tiene listos los contratos para el personal de terapia intensiva (que aún se está buscando) y señaló que la Gobernación cruceña recibirá recursos para que contrate personal de hospitalización

“El trabajo en los barrios es para que los pacientes no sigan llegando graves a terapia (intensiva) y eso hace que tengan pocas posibilidades de recuperarse”, añadió la ministra.

Ayer, una comisión de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), junto al personal médico que ya es parte de la funcionalidad del nosocomio y los personeros de la empresa Makiber -responsable de su construcción y puesta en funcionamiento- realizaron una inspección a los ambientes y equipamiento del hospital, concentrando su atención en la sala de terapia intensiva. 

El Norte Integrado suma 2.241 casos de los cuales más de 1.800 están en Obispo Santistevan, siendo Montero el municipio más afectado con cerca de 1.283 casos positivos, según reportó el diario Zona Norte. 

Roberto Soliz, director médico del nosocomio, explicó que con esta inspección se espera que esta semana se pueda comenzar a utilizar el área de terapia intensiva, para lo cual ya se tiene el personal listo para darle funcionalidad.

El alcalde de Montero, Miguel Hurtado, destacó hoy las gestiones y la llegada de personal y logística al municipio que es el segundo más afectado en el departamento por el coronavirus. Para graficar la dimensión del problema señaló que de las más de 600 personas que empezaron trabajando contra el coronavirus en Montero, 170 resultaron contagiadas y que en un solo centro médico, de los 32 trabajadores de salud, 18 resultaron positivos a la prueba de Covid-19. 


El hospital tiene 12 camas de terapia intensiva


Los ministros de Salud y de Gobierno estuvieron en el lugar