Escucha esta nota aquí

Cansados del avasallamiento de los vendedores ambulantes, los sectores del plan Tres Mil se movilizaron contra el caos en la rotonda de esta ciudadela y las autoridades municipales recurrieron a la gendarmería para resguardar el espacio público de ese sector.

Los esfuerzos del municipio por recuperar este espacio público no han dado resultados, y pese a que hicieron obras para mejorar el ornato público, los ambulantes siguen invadiendo el área.

Este jueves varios sectores, entre vecinos, transportistas y gremiales del sector formal, bloquearon  el área de la rotonda rechazando la presencia de los ambulantes.

“Queremos que se respete nuestra área verde y sea un lugar de recreación”, dijo Eladio Balcázar, dirigente del barrio 18 de Marzo.

Este vecino dijo que hace más de un mes vienen pidiendo a las autoridades que hagan respetar este espacio.

El dirigente de los gremiales del mercado modelo del Plan Tres Mil, Enrique Gonzalo, aseguró que el avasallamiento de los ambulantes provoca una competencia desleal a su sector.

Gonzalo lamenta que las autoridades bajaran la guardia en el control de ese espacio público y ahora exigen el compromiso de la nueva gestión municipal para recuperar el control de esta céntrica zona del distrito 8.

Los comerciantes de la Unión de Mercados del Plan Tres Mil señalan que mantendrán firme su posición porque el traslado de comerciantes hacia el mercado modelo hace más de tres años, fue para que la rotonda sea un lugar de esparcimiento.

Por la tensión que registrada en el lugar, la Policía se desplazó  para evitar enfrentamientos entre los informales y los vecinos que apoyan el reordenamiento.

Custodia

Manfredo Borda, director municipal de Seguridad Ciudadana, se refirió al trabajo conjunto con la dirección de Espacio Público, para desalojar la rotonda  del obelisco. “Hemos hecho un trabajo bien coordinado también con los vecinos. El objetivo es mantener expedito este sector, por eso vamos a permanecer en el lugar”, enfatizó.

El personal de espacio público también procedió a notificar para que no se haga desdoble de puestos y tampoco se ocupen los espacios públicos.

El municipio no ha podido eliminar el caos en este sector, pese a que en anteriores oportunidades también ha desplazado vigilancia.

Comentarios