Escucha esta nota aquí


La mujer que fue apuñalada  junto a su hija por su sobrino, murió a consecuencia de las heridas provocadas en la cabeza. La agresión ocurrió el viernes cuando Lilian Flores trató de defender a Melisa Castro del acoso sexual de su familiar

El agresor logró ser detenido por el mayor de la Policía Marco Eduardo Hurtado Soliz, quien en esa oportunidad se encontraba de civil y en horario de descanso. El policía iba en su vehículo en compañía de algunos familiares, cuando súbitamente fue alertado por los gritos de auxilio de dos personas que salían de un domicilio particular, ubicado por la zona de la terminal Bimodal, de la capital cruceña.

Cuando escuchó los gritos se percató de que un sujeto había atacado con un arma blanca a dos mujeres, por lo que acudió en auxilio y redujo al agresor, quien actualmente está recluido en la cárcel de Palmasola. 

La mujer fue trasladada a una clínica, pero por la gravedad de sus lesiones, falleció. El deceso de la víctima complica aún más la situación jurídica del agresor.