Escucha esta nota aquí

Nancy Andia, la paciente que peregrinó por varios centros hospitalarios en busca de atención, falleció en las últimas horas en un hospital de Santa Cruz. Nancy se iba a convertir en la primera boliviana en recibir un trasplante de páncreas y de rinón; sin embargo, no resistió a complicaciones generadas a causa del Covid-19, enfermedad que contrajo y que acortó su existencia.

El caso de Nancy conmovió a la población de Santa Cruz, pues por redes sociales se la vio pidiendo ayuda; rogaba por un ventilador mecánico que le permita respirar. Recorrió centros de salud públicos y privados donde fue rechazada por falta de espacio; sin embargo, gente solidaria se movilizó e hizo que las autoridades autoricen su internación en el hospital Pampa de la Isla.

Nancy tenía problemas en los riñones y diabetes tipo I, por eso constantemente era sometida a diálisis; sin embargo, su salud se complicó al contraer el coronavirus. 

El Covid-19 puso en peligro inminente su vida, ya que a sus enfermedades de base se le sumó el problema respiratorio, que deterioró su salud en cuestión de días.

El lunes, 8 de junio, un paro cardiorrespiratorio hizo que la salud de Nancy Andia se sostenga en un hilo. Horas después, perdió la batalla, muriendo en el centro hospitalario donde la internaron.

Su médico de cabecera, Douglas Villarroel, que había alertado los riesgos que implicada la presencia del Covid-19 en el cuerpo de su paciente, lamentó el fallecimiento.

En sus redes sociales le dio el último adiós con un post que acompañó con una fotografía, donde se lo ve abrazando a Nancy. “El dolor de su pérdida ya es desgarradora, pero el coronavirus ha hecho que su muerte sea más cruel y dolorosa. Siempre la recordaré como una paciente amiga, como una luchadora por la vida, una soñadora, pero lo que es más importante, la recordaré como una mujer de una fe en Dios inquebrantable”, escribió el galeno.

Villarroel era la cabeza de un equipo de médicos que estaba trabajando para darle mejor calidad de vida a Nancy Andia con el trasplante de páncreas y de riñón, por lo que se mostró acongojado por la pérdida de su paciente.