Escucha esta nota aquí


Este sábado la cifra oficial de víctimas mortales por coronavirus en Santa Cruz alcanzó los 57 casos, lo que de inmediato prendió las alarmas. El número duplica el promedio diario de fallecimientos del mes, que bordean los 30 y, si esta tendencia sigue, puede disparar aún más la tasa de letalidad, que en el último mes pasó de 3% a 4,3%.

El Colegio Médico Departamental y las autoridades sanitarias coinciden en que la región se mantiene en una desescalada de contagios, pero, contrariamente, la tasa de letalidad está mostrado un ascenso, una situación que es atribuida a tres motivos: es un reflejo de la explosión de casos de hace tres semanas, se debe a una actualización de datos provenientes de las provincias y a que todavía hay pacientes que están llegando en estado grave a los centros sanitarios.

De hecho, el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, indicó que los últimos datos llaman poderosamente la atención y han llevado al Ministerio de Salud a tomar la decisión de realizar un estudio profundo sobre la letalidad en cada una de las regiones del país, que apunta a identificar las causas de los decesos, dónde están ocurriendo más las muertes y las características de los afectados. 

El fin "es tomar medidas mucho más efectivas a corto plazo para actuar sobre esos factores y controlar de una forma más adecuada el curso de la pandemia", refirió Prieto.

Sin embargo, por la información que se maneja hasta ahora, las autoridades de salud y el Colegio Médico Departamental atribuyen el aumento en los fallecimientos a los siguientes motivos.

Actualización de datos

En una breve explicación, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, indicó en el reporte del sábado, que los 57 fallecimientos con los que cerró la jornada, se deben a una actualización de la documentación proveniente de las provincias. “Son pacientes que fallecieron en el transcurso de algunas semanas hacia atrás”, aclaró Ríos.

El presidente del Colegio Médico, Wilfredo Anzoátegui, coincide en que esta es una de las causas, toda vez que la regularización gradual del transporte ha permitido el envío de información desde las provincias.

Reflejo de la explosión de casos 

Anzoátegui explica que la recuperación de los pacientes con Covid-19 es diferente a la de otras patologías. El tiempo de estadía en un hospital de los enfermos de coronavirus, con complicaciones menores, es de 21 días, pero los que llegan a terapia intensiva están, en promedio, 31 días.

 “Hace tres semanas teníamos un pico elevado de contagios y de pacientes en internación y terapia intensiva, lamentablemente algunos de esos pacientes se han ido complicando cada vez más (por tener enfermedades de base y edad avanzada y otros factores) y ahora están falleciendo. Esta es una de las razones para que suba la tasa de letalidad”, dice Anzoátegui.

Pacientes llegan tarde

El jefe nacional de Epidemiología asegura que todavía existe un exceso de confianza en algunos afectados que creen que los síntomas pasarán como un simple resfrío y dejan que el virus avance hasta llega a los pulmones, de que modo que buscan atención cuando ya existe daño pulmonar y otras complicaciones. 

En La Paz, el promedio de tiempo en que los afectados esperan para buscar asistencia es de dos semanas desde el inicio de los síntomas, que justamente es cuando ha pasado fase inicial de la enfermedad y el virus ya ha penetrado los pulmones.

Desescalada de contagios

Anzoátegui y Prieto coinciden en que Santa Cruz está en desescalada de contagios, lo que se refleja en el descenso de los casos activos. Hace tres semanas había 15.000 activos, de un total de 35.000 contagios acumulados y ahora hay 7.097 activos, de 40.270 casos acumulados.