Escucha esta nota aquí

La frase que casi siempre usan los investigadores criminales, aquella de “el asesino siempre retorna a la escena del crimen”, se cumplió a cabalidad en el caso del noveno feminicidio registrado en el departamento y el 30 a escala nacional. El hombre que acabó con la vida de su pareja (que estaba embarazada de cuatro semanas), fue detenido ayer por la madrugada cuando regresó a la casa donde ocurrió el hecho de sangre y pudo ser capturado por los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) que lo estaban esperando.

El informe forense despejó las dudas que se tenían en principio respecto a la tipificación del delito. La autopsia realizada a la mujer de 21 años, identificada como Carmen Petronila M. A., reveló que ella murió como consecuencia de un traumatismo craneano, producido porque fue golpeada contra la pared de la vivienda hasta perder el conocimiento y luego, cuando intentaba ser reanimada en el hospital Japonés, falleció.

Además, el rostro demostraba que tenía múltiples lesiones producidas por golpes de su agresor que fue identificado como Mario David Roca Landívar, de 25 años, detenido en las celdas de la Felcv.

Pero la historia de este caso se tejió al final del día del lunes, cuando la pareja comenzó una violenta discusión que acabó a golpes la madrugada del martes. El dueño de la casa donde alquilaba la pareja, en el barrio Melchor Pinto Parada, escuchó los gritos y los pedidos de auxilio de la víctima y fue quien alertó a la Policía sobre lo que estaba ocurriendo, luego de ver salir al procesado con las manos manchadas con sangre de la habitación donde ocurrió el crimen. Además, la polera blanca manchada con sangre con la que se lo observó a su ingreso a las celdas policiales, delata la violencia con la que atacó a su joven concubina.

Los primeros en llegar al lugar del hecho fueron los agentes del puesto policial de Los Tusequis, quienes retiraron a la mujer de la casa, la llevaron hasta el hospital Japonés para tratar de salvarle la vida, pero las lesiones eran demasiado severas y su cuerpo no resistió y murió.

El director de la Felcv, René Barrientos, explicó que aún se está indagando sobre los antecedentes de violencia familiar que pudiera tener el detenido. La autoridad policial reveló que una menor de edad, que no estaba en la vivienda al momento de la pelea que acabó con la vida de la mujer, que es hija de la pareja, está bajo la custodia de sus abuelos paternos y añadió que se analizará el bienestar social de la pequeña.

Comentarios