Escucha esta nota aquí

Virginia Arcos Lia de 55 años es la mujer que el domingo por la madrugada fue asesinada en el interior de su tienda de abarrotes en Warnes. Las investigaciones policiales señalan que todo apunta a un típico asesinato, pues la víctima presentaba huellas de haber sido brutalmente golpeada.

Sin embargo la autopsia de ley practicada por el médico forense estableció que el deceso de la infortunada mujer se debió a una asfixia mecánica. Cuando los policías ingresaron al inmueble, ella yacía sobre una cama, estaba atada de pies y manos con una soga, incluso tenía tapada la boca con la misma cuerda.

Las primeras investigaciones de la Policía señalan que la mujer tenía su tienda de abarrotes y atendía desde muy temprano y una joven le ayudaba porque tenía bastante clientela.

Cuando la gente acudió temprano como acostumbraba, su puerta estaba cerrada, tocaron, insistieron y nadie respondía. Incluso llegó la joven que le ayudaba hasta que unos vecinos lograron entrar y la encontraron muerta.

Los agentes policiales encargados de las pesquisas, en sus primeras verificaciones concluyen que la mujer fue brutalmente golpeada y hay evidencias de que su muerte fue planificada.

Sin embargo los forenses establecieron que su deceso fue por asfixia mecánica, pues incluso en el cuello de la víctima se encontraron cabellos de los posibles responsables del asesinato. La Policía realiza investigaciones en procura de la detención de los autores.

El fiscal asignado Edwin Jamachi manifestó que no se ha establecido aun si hubo robo y las investigaciones siguen adelante. Durante las investigaciones la Policía pudo evidenciar que las cámaras de seguridad del interior de la tienda estaban cambiadas de posición y al parecer fuera de servicio, por su deterioro.

Comentarios