Escucha esta nota aquí

La policía Feliciana Fabiola Brito Estrada no falleció de Covid- 19, como había circulado en las redes sociales durante la jornada de ayer. El certificado de óbito emitido y valorado por el Instituto de Medicina Forense de Santa Cruz estableció que el deceso se debió a un choque séptico pulmonar diabético.

Brito, que era cabo y desempeñaba funciones en la cárcel de Palmasola, falleció en una clínica privada. Sus restos serán enterrados hoy.

Los familiares comentaron que el fallecimiento ocurrió después de que la policía peregrinara para recibir atención médica. Brito, con casi 15 años de antigüedad en la institución, estaba asegurada en la Caja Nacional de Salud.

Su hermana, Claudia Brito, aseguró que cuando acudieron a la Caja para que fuera atendida fue ignorada y recibió mal trato. Por ello se vieron en la necesidad de trasladarla a una clínica privada donde la familia tuvo que endeudarse para pagar por los servicios médicos. La familia aseguró que se debe una alta suma de dinero a la clínica, sin embargo, lograron retirar el cuerpo. Aún queda una deuda para pagar al centro de salud privado.

El representante de la guarnición policial de Santa Cruz, Julián Barroso, lamentó el hecho y expresó que era inadmisible lo ocurrido con su camarada, que aportó casi 15 años a la Caja, pero no recibió ninguna atención médica oportuna.