Escucha esta nota aquí

Una mujer fue enviada a la cárcel de Palmasola acusada de utilizar a sus hijas, de 13 y 15 años, en actos sexuales a cambio de dinero.

El hecho fue descubierto el fin de semana por personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de la Villa Primero de Mayo.

El director departamental, Paúl Saavedra, informó que todo se descubrió debido a una especie de escándalo protagonizado por un adolescente de 17 años, que aparentaba ser el cortejo de la menor de 13 años, a la que presuntamente le reclamaba una cantidad de dinero que le había entregado. Tras la intervención de los agentes policiales, se profundizaron las pesquisas y se descubrió el hecho.

La adolescente de 13 años era explotada sexualmente junto a su hermana de 15 por su madre, quien ofrecía por dinero los favores sexuales de las menores a sujetos que la contactaban.

La Policía detuvo a la madre y luego, en base a indagaciones, se pudo evidenciar que esta mujer utilizaba a sus hijas cayendo en la figura de explotación sexual. También se detuvo al adolescente de 17 años, que simulaba ser el enamorado de la menor de 13, cuando en realidad sería parte del círculo de explotación sexual a las adolescentes.

La madre y el adolescente fueron puestos a disposición del Ministerio Público. Los fiscales aprehendieron a la mujer tras su declaración y el domingo, al finalizar la tarde, fue presentada ante un juez cautelar que ordenó su detención preventiva en la cárcel de Palmasola, al encontrar indicios en su contra de haber cometido el delito de explotación sexual. Mientras tanto, el adolescente fue presentado ante un juez de la Niñez y la Adolescencia, que ordenó su internación en el Centro Nueva Vida Santa Cruz (Cenvicruz).

Víctimas bajo protección

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia, a través de su personal, intervino para dar la protección a las hermanas de 13 y 15 años. En las entrevistas sicológicas que se les realizaron, ambas revelaron a la Defensoría que ofrecían servicios sexuales, pero que todo era controlado por su progenitora. Contaron que las llevaban a algunos alojamientos y casas particulares de sujetos que entregaban diversas sumas de dinero.

Tags

Comentarios