Escucha esta nota aquí

Doña Susana Claudio, de 61 años de edad, se ganaba la vida lavando ropa; sin embargo, debido a una complicación de la trombosis, hace seis meses, en el hospital Japonés, le tuvieron que amputar el pie derecho y uno de los dedos de la mano derecha.

La mujer llegó hasta EL DEBER para pedir ayuda a la población, porque necesita reunir $us 3.000 para comprarse un pie ortopédico y así poder movilizarse de forma más independiente, pues la silla de ruedas que utiliza no le permite desplazarse con facilidad por las calles polvorientas y las aceras desniveladas en la capital oriental.

Susana Claudio, natural de Camiri, vive como casera en una vivienda en el Plan Tres Mil. Para ayudarla, pueden llamar al teléfono 766-32532.