Escucha esta nota aquí

Una joven de 18 años denunció haber sido víctima de una nueva violación grupal en Santa Cruz, la novena en lo que va de este año, en un domicilio de la zona de la Pampa de la Isla.

Según el testimonio de la víctima, su amiga (20) fue autora material del abuso sexual y cómplice de los otros dos depravados que la atacaron.

Todo sucedió entre la noche del sábado y la madrugada del domingo. El informe de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) señala que el sábado, cuando eran alrededor de las 22:00, la víctima recibió en su casa la visita de quien era su mejor amiga.

Ella la invitó a participar de una cena a la casa de otros amigos. La joven, por la confianza que le tenía a su amiga, aceptó y fue así que se fueron hasta un domicilio del barrio San Silvestre, por la zona Virgen de Luján.

En el testimonio que dio la muchacha a la Felcv, cuenta que al llegar a la casa del barrio San Silvestre, se encontraron con cinco hombres. La víctima no conocía a ninguno, pero eran conocidos de su amiga.

Fue así que se improvisó una fiesta, pues empezaron a consumir bebidas alcohólicas y a bailar. Alrededor de las tres de la madrugada del domingo, la joven de 18 años se sintió mal y ya no quería seguir bebiendo por lo que se acercó al dueño de casa y le pidió que le preste un lugar donde descansar por un momento.

Una hora después despertó cuando sintió que entró a la habitación su amiga. La mujer de 20 años le quitó la ropa y la violó.

Aún aturdida por el vejamen sufrido, la joven observó que en la puerta de la habitación miraban lo que pasaba otros dos sujetos. “Mi amiga se salió de la habitación y se quedaron los dos hombres. Al final los dos me violaron”, señala la víctima en su testimonio.

Cuando los dos hombres la ultrajaban sexualmente, sintió que el dueño de la casa los pilló y entró en el cuarto. “El dueño de casa solo me dijo que me salga y me ayudó a vestirme y dejar el lugar”, relató la denunciante.

Le propusieron arreglar

Según las investigaciones, la joven de 18 años después de salir de la casa, lloró y algunos vecinos la ayudaron para que pueda ir hasta la Policía a sentar la denuncia.

El domingo por la tarde recibió un llamado telefónico de los autores del hecho y la citaron al mismo domicilio. Ella acudió y allí le dijeron que estaban predispuestos a llegar a un arreglo económico para que no denuncie el hecho.

Como la Felcv ya tenía conocimiento del caso, un equipo de agentes llegó hasta el lugar de la cita y encontraron allí a todos los implicados en la violación grupal.

Fueron detenidos, la amiga y los dos sujetos que atacaron sexualmente a la joven. “Este caso está esclarecido, felicito a mi personal que trabajó sin descansar hasta detener a los responsables. El caso ya pasó a disposición de la Fiscalía”, dijo el director departamental de la Felcv, Paúl Saavedra.