Escucha esta nota aquí

Ruth Vallejos, de 50 años, y su hija Katherine (25), fueron víctimas de agresión de parte de un clan familiar en el barrio 3 de Enero, zona de Guapilo, y reclaman que la Policía actúe pues, según dicen, los autores andan impunes por el barrio desde el domingo, día del hecho.

Ruth explicó a EL DEBER que todo ocurrió en la mañana cuando ella y sus nietas estaban en el frontis de su casa, por donde pasó una vecina y hubo un cruce de palabras que derivó en un agrio entredicho.

Acto seguido la mujer se retiró del lugar con la amenaza de volver con los suyos a tomar venganza. La víctima dijo que así lo hicieron; llegaron alrededor de 10 personas, lanzaron piedras y, entre tres varones y una mujer, golpearon a ella y a su hija, Katherine, en presencia de sus dos hijas menores.

Los pendencieros aprovecharon el allanamiento de la casa para sustraer Bs 4.400 de un caja de regalos y arrebataron el celular a Katherine, que intentó filmar el hecho, señaló Ruth, que tiene 14 días de impedimento por las lesiones sufridas, según una certificación forense.

“No sé qué hacer, me siento impotente porque los agresores viven a dos cuadras de mi casa y la Policía de la Villa no ha querido recibir la denuncia a mi hija. Por las heridas no puedo hacer mi trabajo, que era vender pan a diario”, indicó la mujer, que apeló al comandante de la Policía para que se investigue el hecho.