Escucha esta nota aquí

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, junto con la empresa Emacruz, el Jardín Botánico y el Distrito Municipal (DM) 3, organizaron una minga de servicio que ocupó más de 2.000 personas que mediante el programa “Manos que Ayudan” se dieron a la tarea de realizar la limpieza de micro basurales, canales y avenidas, en este feriado por el día de los difuntos

“Me siento agradecido porque los miembros de la iglesia de Jesucristo hayan decidido trabajar en nuestro distrito en esta actividad de servicio. Nosotros vamos a aprender de ustedes a trabajar en equipo y en unidad con nuestros vecinos de los barrios de la zona”, dijo Guido Cachi, sub alcalde del DM-3. 

El concejal de Comunidad Autonómica, Juan Carlos Medrano, participó en la limpieza del Jardín Botánico, donde también hubo una importante cantidad de voluntarios. “Se pudo cubrir toda el área y levantar gran cantidad de basura orgánica y plástico reciclable. Fue una buena oportunidad para mostrar a la comunidad que además de la enseñanza religiosa que recibimos en la Iglesia de Jesucristo, también aprendemos a prestar servicio a los demás como buenos ciudadanos”, concluyó.La jornada de limpieza se realizó en el Distrito Municipal 3/Foto Jorge Gutiérrez

“Como todos saben, el salvador nos ha pedido que podamos demostrar nuestro amor sirviendo a nuestros semejantes y por ello, como discípulos de Jesucristo en esta oportunidad serviremos a los vecinos del distrito tres, mediante nuestro programa Manos que Ayudan”, expresó Hugo Salazar, el responsable eclesiástico de llevar adelante esta actividad de servicio.

Por su parte Angélica Jaime del Control Social, lamentó que los vecinos no tengan el compromiso ciudadano de no ensuciar la ciudad y pidió que “ojalá puedan seguir el ejemplo de tantos jóvenes que están participando de esta minga”.

Yolanda Paz, presidente del barrio Cañada el Carmen, explicó que la limpieza realizada en el micro basural de la zona, permitirá encerrar el predio para la construcción de un área recreativa. “Ya tenemos el compromiso de las autoridades municipales”, subrayó.

Similar situación se da en el micro basural Polanco, que, al quedar totalmente limpio, los vecinos se han comprometido a cercarlo para evitar que carritos y malos vecinos sigan ensuciando el área verde.

El programa de Manos que Ayudan une a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y a sus vecinos para brindar servicio a la comunidad. Estos voluntarios, con sus característicos chalecos amarillos, ayudan en el cuidado del medio ambiente, la limpieza de espacios públicos y a personas cuyas vidas se han visto afectadas por desastres naturales y otras emergencias.2.000 personas participaron de este trabajo de limpieza/Foto Jorge Gutiérrez 

Los voluntarios de Manos que Ayudan, como en este caso, también se asocian con organizaciones gubernamentales y sin fines de lucro para apoyar y mejorar las comunidades en las que viven.  El programa refleja el deseo que los miembros tienen de seguir el ejemplo de Jesucristo por medio del servicio a los demás.

Manos que Ayudan se estableció en 1998, y desde entonces cientos de miles de voluntarios han donado millones de horas de servicio a sus comunidades. Se inició en Sudamérica, pero desde entonces se ha extendido a casi cada rincón del mundo.

Comentarios