Escucha esta nota aquí

A las tareas operativas en las calles para evitar el desplazamiento indebido de los ciudadanos, desde el lunes se implementará el Plan todos por la vida que contempla un monitoreo para los contactos de pacientes que han dado positivo a coronavirus.

Esta estrategia consiste, según explicó el municipio de Santa Cruz, en una identificación y seguimiento de potenciales portadores del virus a quienes, más allá de haber sido registrados en una lista por las autoridades sanitarias, se harán visitas para poder aislarlos en un su domicilio durante 14 días. 

"Esto implica que, como municipio, se les brindará la asistencia, alimentación y medicamentos, si corresponden", informó Rolando Rivera, secretario de movilidad urbana de Santa Cruz de la Sierra. 

El plan tendrá el apoyo del Ejército, así lo corroboró Arturo Echalar, jefe del Instituto Geográfico Militar (IGM), que participó del diseño de la nueva estrategia.

Echalar indicó que uno de los objetivos es impartir lineamientos para la ejecución de tareas y actividades de las diferentes instituciones del municipio, además de crear un centro de monitoreo de emergencias para coordinar los esfuerzos interistitucionales. 

"Desde el punto de vista militar, esto es una guerra con un enemigo invisible. Tenemos que innovar ideas para aplacar a este virus que nos está afectando y convertir a este enemigo en visible y para ello debemos usar todas las herramientas", dijo Echalar durante la presentación del plan.