Escucha esta nota aquí

La reunión por el problema de límites entre los municipios de Santa Cruz de la Sierra y Cotoca se desarrolló la tarde del viernes en la Quinta Municipal, sin los vecinos afectados, que decidieron no participar, y sin el Viceministerio de Autonomías, que había hecho conocer que el tema no estaba dentro de sus competencias, sino del gobierno departamental.

Se reunieron representantes de ambos municipios y de la Gobernación. Coincidieron en que deben seguir el proceso de acuerdo con las normas establecidas. Actualmente la problemática se encuentra en la Asamblea Legislativa Plurinacional que deberá sancionar una ley que zanje el tema.

“Los vecinos (…) fueron invitados a estar presentes en esta mesa de conciliación, vinieron tres de los dirigentes que fueron convocados y se retiraron. En esta mesa había la oportunidad de hacer la conciliación y de manifestar cualquier duda que ellos tuvieran y estaban las instituciones representantes para responderles”, manifestó Andrea Daza, secretaria de Innovación, Tecnología y Planificación del municipio cruceño.

Los vecinos señalaron a través de su dirigente, Henry Pedraza, que se retiraron porque no se encontraban las primeras autoridades, como ellos pedían. Pedraza adelantó que este fin de semana se reunirán para organizar nuevas medidas de presión.

Además han presentado una acción popular para que se frene la promulgación de la ley que, a su juicio, presenta errores muy grandes, ilícitos que hacen que 1.500 hectáreas pasen del municipio cruceño al cotoqueño. De acuerdo con el vecino, ellos presentaron la denuncia hace un año, pero no fueron escuchados. 

¡Es un escándalo! Y ahora las autoridades se están viendo en figurillas”, expresó Pedraza. Luego recordó que el censo viene y que esta situación puede ser perjudicial para Santa Cruz. Lamentó que no sucediera como en los municipios de La Paz y Cochabamba, donde sus autoridades están trabajando si existen problemas de límites.

Comentarios