Escucha esta nota aquí

Los municipios no se han quedado de brazos cruzados y han movido recursos para enfrentar la emergencia sanitaria por el coronavirus. Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), indicó que los alcaldes  de las provincias cruceñas han realizado iniciativas destacadas para enfrentar la pandemia causada por el coronavirus.

 "Nos place que los alcaldes hayan generado acciones valiosas; tenemos más de 600 camas de hospitalización en los distintos hospitales de las provincias", dijo.


De acuerdo al detalle La Guardia cuenta con casi 90 camas de hospitalización, en la provincia Obispo Santistevan hay alrededor de 140, en la provincia Guarayos cerca de 60 camas al igual que en la provincia Vallegrande. 

De igual forma en la provincia Manuel María Caballero cuentan con 16 camas para internación de pacientes con síntomas de coronavirus, en San Carlos (provincia Ichilo), donde se reportó la primer paciente con Covid-19, se ha implementado 30 unidades de internación. Cotoca habilitó entre 25 y 30 camas y la provincia Germán Busch otras 34.

Puerto Quijarro habilitó 15 camas con oxígeno cada una, además de la adquisición de prueba rápida y medicamentos. 

El municipio Carmen Rivero Torrez cuenta con tres camas y  ha comprado material de bioseguridad para el personal de salud. 


El presidente de los municipios de Santa Cruz Moisés Fanor Salces Lozano, dijo que tanto alcaldes como funcionarios están dedicados en su totalidad a atender la emergencia sanitaria por coronavirus, y que la implementación de camas, pruebas rápidas, medicamentos, contratación de personal, habilitación de centros de aislamientos, entre otros, son con fondos propios y esfuerzo de cada comuna. 

En el caso de San Ignacio de Velasco, donde Salces funge como alcalde, se ha invertido Bs 2 millones en salud para enfrentar el Covid-19 desde que empezó la emergencia sanitaria en el país.

En esta comuna han  implementado el rastrillaje casa por casa, acompañado de la prueba rápida y la otorgación de medicamentos, además de una bolsa de alimentos y barbijos para las familias de escasos recursos. 

"Las necesidades son muchas; por ejemplo, en nuestro municipio, no solo se requiere comprar tratamiento y atención médica para los pacientes con síntomas o positivos a coronavirus, sino también combustible para que la policía y el Ejercito puedan desplazarse y apoyarnos con el encapsulamiento", señaló Salces. 


El alcalde indicó que San Ignacio de Velasco bordea los 1.000 casos detectados con las pruebas rápidas, sin embargo, la cifra real es 4.000, ya que solo se aplica la prueba al miembro de la familia que está más afectado o que tenga la mayor cantidad de síntomas de Covid-19, y si sale positivo, significa que el resto también está contagiado, por lo que se le deja tratamiento para toda la familia. 

En este municipio cuentan con tres respiradores y 70 camas habilitadas para pacientes Covid-19 y dos centros de aislamiento. Hasta el momento ha reportado 70 fallecidos por coronavirus.

La situación en las 40 comunidades rurales de San Ignacio de Velasco  no es tan alentadora. Hay varias  que han sido golpeadas por el coronavirus y se cree que muchos se contagiaron cuando salieron a cobrar los bonos, según dijo el alcalde. 

No obstante muchos de ellos han resistido con remedios y recetas caseras. Actualmente las brigadas de rastrillaje trabajan en  dichas comunidades y transfieren al hospital en caso de encontrar alguna persona en estado grave.

Recordemos que el departamento de Santa Cruz cuenta con 3,7 millones de habitantes, por lo que la autoridades coinciden en que se requiere de mucho esfuerzo y grandes inversiones en el sistema de salud para enfrentar la crisis sanitaria.