Escucha esta nota aquí

Informes oficiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico y la Fiscalía de Sustancias Controladas, revelan que el pasado fin de semana, narcotraficantes que operaban en una especie de campamento con una pista clandestina en la zona de la jurisdicción de Cordillera y que simulaban ser prósperos trabajadores agrícolas, opusieron tenaz resistencia y hostigamientos con disparos de armas de fuego contra los agentes antinarcóticos, que cumplían su misión en la zona.

Después de informes de inteligencia los policías incursionaron en el lugar el miércoles 29 de septiembre.

Se realizaron patrullajes desde el aire con un helicóptero y se encontró una pista clandestina de 1 kilómetro de largo y 60 metros de ancho. Habían tres vehículos que al ver la aproximación del helicóptero y policías fugaron en distintas direcciones. Los agentes descendieron a tierra y al final de la pista hallaron un vehículo abandonado placa 4773-XYK que estaba sin llave y una llanta pinchada.

Armas y hasta cancha de fútbol

En los rastrillajes en el monte se encontró una camioneta abandonada con placa de control 1571-FYP, además había un camino trillado de motorizados.

A unos 10 kilómetros de la pista los agentes descubrieron una edificación o campamento. Disponía de dormitorios, una cocina, almacén de víveres, comedor, taller de herramientas, ambiente de comunicación, baño y ducha, e incluso una cancha de fútbol.

En los dormitorios se encontraron dos armas de fuego y munición, un fusil calibre 7.62, escopeta calibre 16 y 37) cartuchos calibre 7.62.

329 kilos en una caleta

Los policías, tras tomar el control del campamento siguieron con los rastrillajes y por los alrededores de la zona encontraron 329 kilos de cocaína en 10 bolsas de yute, en una especie de caleta.

Las bolsas estaban cubiertas con una carpa de color azul y se estableció que era clorhidrato de cocaína. La droga fue trasladada por seguridad hasta el campamento.

El hostigamiento a balazos

Un informe señala que los traficantes en horas de la noche, opusieron tenaz resistencia, igual que de madrugada, ya que se presentó un constante hostigamiento por parte de personas relacionadas al narcotráfico, con detonaciones de gran cantidad de disparos de armas de fuego al aire, además se observó luces cercanas al lugar y gran movimiento.

El personal se vio obligado a dar parte de lo sucedido y pedir refuerzos que arribaron poco después personal de la Fuerza Aérea en un helicóptero Súper Puma, además de fiscales.

Según los informes, esa noche los narcos incluso regresaron y se dieron a la tarea de modificar la pista dejando el lugar como si se tratase de un campo agrícola. Lo curioso también es que las mafias de traficantes incluso se llevaron generadores de luz y otros artefactos, en un acto desafiante.

En un área protegida

La Felcn y la Fiscalía siguen las pesquisas en procura de identificar a los integrantes de las mafias organizadas del narcotráfico que operan por esa zona. Asimismo la Fiscalía de Sustancias Controlas dirigida por Erwin Jiménez cursó requerimientos al INRA y al Instituto Geográfico Militar (IGM), para conocer con certeza si el área donde los narcotraficantes establecieron su campamento, hasta con cancha de fútbol y una pista clandestina, está dentro de la jurisdicción territorial del área protegida del Parque Izozog.

Erwin Jiménez, manifestó que no se puede hablar con certeza si están dentro del área protegida y se espera la confirmación con informes serios del INRA y del IGM.

Mientras tanto, las investigaciones se desarrollan con mayor intensidad para esclarecer este nuevo caso de narcotráfico.

Comentarios