Escucha esta nota aquí

Desde ayer tuvo dificultad respiratoria y fue medicada, pero esta mañana, nuevamente Lenny Suárez Portales (75) tuvo una crisis.

Su nieto, Rubén Darío León, con ayuda de un vecino, salió en busca de atención hospitalaria, sin éxito. Cuando el vecino no pudo prestar más su vehículo, llamó al servicio municipal de ambulancia, donde tampoco pudieron ayudarlo.

Tuvo que conseguir una ambulancia privada, que lo llevó por los hospitales San Juan de Dios, La Pampa y Japonés, donde rechazaron a la mujer de la tercera edad, que saturaba 92. 

Por siete horas, el nieto se movilizó con su abuela, incluso por centros privados, donde les negaron la atención. Ya a las 15:00 de este domingo 3 de enero, por fin lograron que la reciban en una clínica.

"Nunca nos atendieron en los hospitales, es probable que mi abuela tenga Covid-19, nos dijeron que estaban llenos. Incluso teníamos la hoja de referencia de un centro de primer nivel. Ahora estoy pidiendo a mi familia que ayude a pagar esta clínica, siendo que ella tiene el seguro SUS porque dializa", lamentó el nieto. 

Ayer, personal de las ambulancias municipales SISME manifestó a EL DEBER que no acudían a llamados porque no los reciben por falta de espacio.

Comentarios