Escucha esta nota aquí

Desde hace 15 días una niña de seis años permanece internada y con los brazos vendados, luego de sufrir un accidente en la que una camioneta la atropelló.

La menor de edad caminaba con su padre y sus otras hermanas, se dirigían a cenar y la niña que intentó cruzar la calle fue embestida por la camioneta y la arrastró por unos metros.

El papá de la niña, Ariel Vargas, contó que él tuvo que sacar a su hija de debajo de la camioneta y junto a otras personas evitó que el chofer se dé a la fuga.

“Llevé a mi hija a una clínica y el chofer fue cautelado, pero le dieron detención domiciliaria con la condición de que él se haga cargo de los gastos médicos si es que las cuentas superaban el seguro del SOAT, pero él no está cumpliendo y yo ya no tengo dinero para seguir con las curaciones de mi hija”, manifestó Vargas.

A diario gasta Bs 250 por la internación, Bs 200 por el pediatra y entre Bs 300 y Bs 400 para los medicamentos.

El hombre se hace cargo de sus cinco hijas y se dedicaba a trabajar como albañil y también era comerciante, oficios que no ejerce por estar en la clínica Ramírez, en la avenida Bolivia.

A la menor ya le hicieron un injerto en uno de sus brazos; sin embargo, necesita que le hagan el mismo procedimiento para su otro brazo, pero para ello se necesita de Bs 15.000. “El chofer no quiere cubrir con los gastos”, reclamó Vargas.


Comentarios