Escucha esta nota aquí

El padre Mateo, las Damas Argentinas y el gobernador Rubén Costas entregaron ayer dos casas-terapia para los niños Ricardito (1) y Zaira (5), que padecen atrofia muscular espinal, una enfermedad genética que destruye las neuronas motoras inferiores, lo que les impide respirar, deglutir, hablar y caminar, por lo que tienen que estar conectados a tubos y máquinas toda su vida.

Las familias de estos niños son de escasos recursos, lo cual hacía inviable un tratamiento adecuado de ambos pequeños, por lo que estas personas e instituciones gestionaron recursos para edificar estas viviendas en la urbanización Pentaguazú, dentro del Programa de Ventilación Mecánica a Domicilio.

Las casas se construyeron en dos terrenos y constan de tres dormitorios, de los cuales uno estará adaptado especialmente para cada niño, con su respirador y todo el equipamiento necesario para que tengan su propia terapia intensiva, además de todas las dependencias que tiene una vivienda.

“Este programa es extraordinario porque permite que personas como el padre Mateo y las Damas Argentinas, puedan ayudar a familias de escasos recursos que les toca vivir una situación difícil con estos niños que tienen esta enfermedad complicada. Ahora ellos estarán asistidos con todo el equipo médico necesario gracias a la voluntad y apoyo de muchas empresas y entidades bancarias”, manifestó el gobernador Rubén Costas, que destinó al proyecto $us 20.000 provenientes de un donativo de dinero que recibió como apoyo de sus seguidores en su momento para pagar su fianza en uno de los juicios que le abrió el Gobierno.

“Agradecemos a todas las empresas e instituciones que nos dieron su apoyo a los niños; nos sentimos muy contentos”, expresó el padre Mateo.

32 empresas aportaron con materiales para esta buena causa, incluido los dos terrenos.

Tags

Comentarios