Escucha esta nota aquí

Autoridades del Sedes y parte del equipo médico destinado a trabajar en el moderno hospital de tercer nivel de Montero, se quedaron con los crespos hechos al caer la tarde de este miércoles porque dicho centro se encontraba cerrado, pese a que la justicia concedió la tutela al gobernador Rubén Costas para la apertura del recinto, mediante una acción popular.

El personal del Servicio Departamental de Salud, tenía previsto ingresar a trabajar en la adecuación de los ambientes y para dejar los insumos, medicamentos y equipos de protección personal (EPP), para recibir a los primeros pacientes con sintomatologías leves de Covid-19.

“Lamentamos mucho la demora que existe en estas acciones ejecutivas y jurídicas. El equipo de salud está presente, hay un compromiso de parte de la Gobernación para iniciar actividades hoy, porque Montero lo necesita, el departamento de Santa Cruz lo merece, porque estamos más de 80 días, batiéndonos con pacientes entre la vida y la muerte y esperamos que se pueda solucionar lo antes posible”, declaró Marcelo Ríos, director del Sedes.

En la primera fase del funcionamiento del hospital, que aún tiene obras pendientes, se prevé empezar con pacientes leves y con el transcurrir de los días se engranarán todos los servicios para hacer que finalmente funcione la terapia intensiva con la finalidad de tener una tasa ideal de recuperación de pacientes.

El centro hospitalario cuenta con 34 camas y terapia intensiva con 12 camas. La empresa constructora Makiber es la responsable de la edificación de la obra, cuya entrega está prevista para noviembre de este año, según la firma del contrato.

No se pudo conocer la versión de los ejecutivos de Makiber, pero extraoficialmente se supo que el fallo judicial que da la tutela al gobernador Costas, instruye la firma de una adenda entre las autoridades de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), dependiente del Ministerio de Salud, y la firma constructora, en la cual se establezca que la entrega del hospital se la está haciendo antes del plazo establecido en el contrato inicial.

De ese modo, ese documento servirá como respaldo a la empresa constructora Makiber.

La adenda puede firmarse este jueves

Roly Aguilera, secretario general de la Gobernación, transmitió su pesar por no haber podido ingresar al hospital montereño y lamentó que la Asamblea Legislativa Plurinacional, no hubiera tratado el tema para agilizar la entrega del nosocomio.

"La Cámara de Diputados, no debe aplazar la entrega. Aquí estamos enfrentando una situación que no se puede desplazar en el tiempo. Los parlamentarios deben trabajar por tiempo y materia”, señaló Aguilera.

El secretario dijo haberse comunicado por teléfono con los ministros de Salud y de Gobierno, quienes le informaron que este jueves, a las 8:30, estarán firmando la adenda con la constructora Makiber, lo cual permitirá el funcionamiento del hospital de tercer nivel.

“Esperamos que así sea. No se puede dilatar un día más la apertura de este centro para que podamos atender a la población de Montero y de santa Cruz”, expresó Aguilera.

A decir de Marcelo Ríos, el municipio de Montero, es el de más alto riesgo por el coronavirus y el que tiene la mayor tasa de ataque y letalidad de esta enfermedad del país.

Cámara de Diputados aplaza entrega del hospital de Montero

La Cámara de Diputados decidió este miércoles aplazar el tratamiento del proyecto de Ley 687 que autoriza a la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) iniciar el proceso de recepción provisional/parcial de las áreas necesarias del hospital de tercer nivel de Montero (Santa Cruz).

El aplazamiento del tratamiento del proyecto de Ley 687 se decidió, a pesar de que, horas antes, la ministra de Salud, Eidy Roca, argumentara ante el Legislativo, la importancia y urgencia de habilitar una parte de ese nosocomio para la atención de casos de Covid-19.