Escucha esta nota aquí

El expendio y consumo de bebidas alcohólicas están prohibidos en los alrededores de los cementerios municipales de Santa Cruz de la Sierra. El objetivo es evitar que personas en estado de ebriedad pretendan ingresar a los campos santos y cometan actos bochornosos.

 “Queremos resguardar el bienestar de las personas que realmente van a velar a sus difuntos, por eso no se permitirá la venta, ni el consumo de bebidas alcohólicas afuera de los cementerios”, anunció a EL DEBER, Cindy Camacho, directora de los cementerios municipales de la capital cruceña.

Este lunes se realizaron recorridos permanentes por los cementerios de la ciudad para que las personas no intenten ingresar bebidas “a escondidas”. Los ingresos están custodiados por policías y guardias municipales.

“Se ha realizado un trabajo coordinado con Emacruz y las unidades de Alumbrado Público, Áreas Verdes y Seguridad Ciudadana para que la gente se sienta cómoda y segura visitando a sus seres queridos”, indicó Camacho.   

Por su parte, el alcalde interino, Miguel Fernández, que en horas de la mañana recorrió algunos cementerios junto con Camacho, pidió a la población mantener las medidas de bioseguridad y en caso de tener síntomas de Covid-19 realizarse la prueba de antígeno nasal en las brigadas que están instaladas en el ingreso de cada panteón.

Los familiares pueden visitar a sus difuntos hoy y mañana de 7:00 a 21:00. Sobre la circulación en este 2 de noviembre se mantiene de 5:00 a 2:00, como estableció el Centro de Operaciones de Emergencias Municipales (COEM) de Santa Cruz de la Sierra. “Hasta ahora todo está normal, no hemos tenido ningún inconveniente y esperemos que así continúe”, cerró la directora de los cementerios cruceños.

Comentarios