Escucha esta nota aquí

La irresponsabilidad de algunas personas en los recintos, que no guardan el distanciamiento social (1,5 metros) por el coronavirus, pone en riesgo de contagio a los votantes de la ciudad de Camiri, que es parte de la provincia cruceña de Cordillera.   

También hay casos de personas que no tienen puesto el barbijo, pese a la presencia de efectivos del Ejército, que intentan que los votantes cumplan con las medidas de bioseguridad.

 En la capital petrolera de Bolivia también se dio la apertura de algunas mesas de los recintos un poco retrasadas o la llegada de un jurado en estado inconveniente.

Pese a estos problemas las elecciones en Camiri se realizan de manera normal y, hasta el momento, la afluencia de electores a las 122 mesas habilitadas es alta. En la mesa Nº 9, hasta las 10:00, habían sufragado más de la mitad de los habilitados, según precisó su presidente.

Para estas elecciones, 25.160 ciudadanos se encuentran habilitados para sufragar en Camiri. /(Teófilo Baldiviezo/Camiri)